«Si volvemos a jugar, está en nuestra mano seguir peleando por nuestro sueño»

Sergio Narváez, centrocampista del Xerez Deportivo FC, afirma que «el fútbol cambiará en muchos aspectos y las normas serán diferentes” cuando se levante el confinamiento

Las ligas de fútbol continúan paralizadas, pero el trabajo de los futbolistas no cesa. Diariamente, desde sus casas y mediante videoconferencia, realizan sesiones de entrenamiento bajo la supervisión de sus respectivos preparadores físicos. Este es el caso del Xerez Deportivo FC, un equipo que, a expensas de confirmación oficial, sería equipo de playoff en caso de darse por finalizada la competición.

Los azulinos son segundos, según la clasificación recogida en la RFAF, y tienen ante sí la oportunidad de pelear, por primera vez en su historia, un ascenso a Segunda B. A la espera de nuevas noticias, continúan preparándose para que el balón vuelva a rodar y tal y como explica Sergio Narváez “no nos queda otra que pensar en positivo y que pasen los días hasta que se tranquilice lo que estamos viviendo”.

Tras más de 40 días de confinamiento, el trabajo no ha bajado de intensidad, y de hecho explica que “no podemos bajar los brazos. Dani quiere el bien para nosotros y hay que estar preparados para cuando levanten el confinamiento”. “Lo que queremos es estar juntos, tanto jugadores como cuerpo técnico, y estar en lo que más nos gusta que es entrenar, pero lo primero es la salud. Creo que el fútbol cambiará en muchos aspectos y las normas serán diferentes”.

El fútbol ha quedado en un segundo plano debido a la crisis sanitaria, aunque Narváez no esconde que echa de menos “pisar el verde, entrenar y competir. Echo de menos el no hacer lo que más te gusta quees jugar, estar tranquilo en casa un día antes del partido y saber que hay que dar el 100%”.
Además, el parón llegó en uno de los mejores momentos del Xerez Deportivo FC tras su victoria en Chapín frente al Xerez CD. “El parón no se si puede ser perjudicial, yo pienso que no. Si volvemos a competir está en nuestras manos no relajarse y seguir peleando por el sueño que tenemos todos los xerecistas”.

Después de una larga trayectoria, Narváez puso rumbo hace dos temporadas a su ciudad natal. El veterano centrocampista es un auténtico trotamundos, aunque reconoce que la vitalidad del vestuario azulino es una de las claves dentro de su gran temporada. “Es uno de los vestuarios en el que más estoy disfrutando porque todos los días hacen bromas y no paran. Zafra siempre está con sus bromas y vuelve a la gente loca”.

La pasada semana salía a la luz la propuesta de la RFEF de dar por finalizada la competición, sin descensos, y con un playoff exprés entre los cuatro primeros clasificados. A falta de oficialidad, Narváez explica que “habrá muchos equipos a los que no les gustará esta decisión y es respetable. Por lo que nos toca, si esto sucede habrá que ir a por todas porque no todos los años se juega un playoff. He tenido la suerte de vivirlos en otros equipos unos y ascender, es muy bonito y si es en tu tierra, mejor”. “Sabemos cómo es esta afición y echa de menos ir cada 15 días al campo y animar. Si volvemos y jugamos los playoff se lo dedicaremos a todos ellos”.

En el lado positivo, Narváez afirma que estas semanas de encierro en casa han servido para disfrutar más de su familia y reconoce que una vez que se levante el confinamiento de la sociedad y todo vuelva a la normalidad lo primero que hará será “irme con mi familia a comer”.