Receta de un bizcocho esponjoso sin levadura y con tan solo 3 ingredientes

La repostería se ha convertido en una de las alternativas de entretenimiento durante este confinamiento

La levadura es uno de los productos más demandados en estos días de confinamiento en los que los hornos y la repostería se han convertido en alternativa de entretenimiento. Esta situación ha hecho que muchos hayan tenido que buscar alternativas para llevar a cabo sus recetas.

Desde elMira.es proponemos este bizcocho esponjoso sin levadura que se puede hacer con tan solo tres ingredientes.

Bizcocho sin levadura o ‘cheesecake de tres ingredientes’

Esta receta de bizcocho esponjoso sin levadura también es conocido en Internet con el nombre de ‘Cotton-Soft japanese Cheesecake’ o ‘Cheesecake de tres ingredientes’ y, aunque no es un postre japonés ni una ‘cheesecake’ como tal, se hizo muy popular en YouTube hace unos años de la mano de la youtuber japonesa Ochikeron.

El principal atractivo de esta receta reside precisamente en su nula dificultad a la hora de elaborarla y en que tan sólo necesita tres ingredientes para llevarla a cabo.

Ingredientes:

3 huevos medianos
100 gramos de chocolate blanco
100 gramos de queso crema

Paso a paso:

1. Separa las claras de las yemas y pon las claras a reposar en la nevera.
2. Precalienta el horno a 170º centígrados con calor arriba y abajo.
3. Parte en trocitos más pequeños la tableta de chocolate y derrítelo al baño maría. Otra opción es darle pequeños toques al microondas para derretirlo y que no se queme.
4. Agrega la medida del queso crema y mézclalo bien.
5. Ahora, añade las tres yemas de huevo.
6. Saca de la nevera las claras que reservaste y bátelas hasta que alcancen un punto de nieve consistente. Después, añádelas en tres partes a la mezcla y remueve despacito hasta integrarlas.
7. Prepara el molde pegando papel de horno a las paredes y la base con un poco de mantequilla y vierte la mezcla.
8. Coloca el molde sobre una bandeja para hornear y echar un poco de agua caliente sobre la bandeja hasta que cubra buena parte del molde. Hornear durante 15 minutos y después bajar 10 grados el fuego y hornear otros 15 minutos más. Al finalizar, apagar el horno y dejar la ‘Cheesecake’ dentro por lo menos 10 minutos antes de abrir la puerta.
9. Por último, desmoldar y llevar a enfriar a la nevera.