Rayan el coche de una sanitaria por «miedo» al contagio

Los desperfectos podrían haber sido causados por «un vecino muy cercano»

Una sanitaria del Hospital Quirón Infanta Luisa de Sevilla capital ha sufrido daños presuntamente intencionados en su vehículo particular cuando el mismo estaba estacionado en el entorno de su propia vivienda, una situación que según relata ella misma merced a las sospechas de la Policía Local derivarían de la actuación de un «vecino» conocedor de su profesión y que tendría «miedo» a que la presencia de esta mujer derivase en contagios de coronavirus Covid-19 en la zona, como ha avanzado ABC.

Esta profesional sanitaria, llamada Beatriz Alfonso, ha explicado a Europa Press que ella reside de lunes a viernes en Sevilla por motivos laborales y los fines de semana en Moguer (Huelva) por causas familiares. Fue en dicho municipio onubense cuando el pasado Domingo de Ramos descubrió que su vehículo particular, estacionado cerca de su vivienda, presentaba desperfectos en la parte delantera de la carrocería, que aparentaba estar «quemada».

Entonces no prestó mucha atención al asunto porque pensaba que quizá era fruto de los productos utilizados en las batidas que se realizan para desinfectar las calles, si bien al repetirse «la misma» situación al domingo siguiente, el de Resurrección, ya dedujo que se trataba de «ácido» aplicado a la carrocería del coche y alertó a la Policía Local.

Tras relatar a los agentes que su profesión es la de sanitaria, los mismos le habrían trasladado que los desperfectos podrían haber sido causados por «un vecino muy cercano» y consciente de que ella trabaja en un hospital, quien estaría intentando ahuyentarla por temor a los «contagios».

Dado el caso, ha manifestado sentirse «muy dolida», opinando que si esa persona conoce su dedicación es porque se trata de «un vecino muy cercano».

Además, ha recordado que los sanitarios están «muy expuestos» en la lucha contra la pandemia de coronavirus Covid-19 como para ser «pagados de esta forma» por la sociedad. «¿De qué sirven los aplausos a las ocho de la tarde?», ha preguntado retóricamente, atribuyendo esta situación al «miedo» o «pánico de la gente al contagio».

Ante ello, ha descrito de manera prolija las diversas medidas de prevención que aplican sobre sí mismos los sanitarios. «Los facultativos llevamos mucho tiempo controlando muchas enfermedades y tenemos mucha precaución», ha defendido, explicando finalmente que varias empresas de seguro le propusieron hacerse cargo de costear la reparación de los desperfectos de su coche, si bien ya tiene contratada una póliza de seguro a todo riesgo sobre el mismo.