Proponen un monumento en Málaga a quienes «se están jugando la vida»

Sería un «reconocimiento permanente e imperecedero por el ímprobo trabajo hecho por tantas mujeres y hombres en Málaga, España y el mundo»

La Academia Malagueña de Ciencias ha propuesto al Ayuntamiento de Málaga que se erija en la ciudad un monumento, o algún tipo de memorial, a los servidores de la sociedad «que están jugándose la vida en estos meses de pandemia» y lucha frente al COVID-19.

En una carta abierta al Ayuntamiento de Málaga y rubricada por su presidente, Fernando Orellana Ramos, se incide en mostrar con ello «el reconocimiento permanente e imperecedero por el ímprobo trabajo hecho por tantas mujeres y hombres en Málaga, España y el mundo y en recuerdo emocionado por las víctimas de la enfermedad».

Precisa, al respecto, que «un monumento o un grupo escultórico, incluso una sencilla, pero digna placa», podría ser un recuerdo «más permanente para nuestra frágil memoria, que ilustre el dramatismo de este episodio histórico a las generaciones futuras».

«Pensamos que una suscripción popular sería emocionante y justo, para que todos los ciudadanos de Málaga puedan participar en este gran homenaje a quienes están dando todo por todos, mucho más allá de su deber», indica la carta.

También desde la Academia Malagueña de Ciencias han agradecido a los representantes de todos los ciudadanos en el Ayuntamiento de Málaga la imagen que brindaron de «unidad, que no implica uniformidad», durante el primer pleno municipal telemático de la historia celebrado este pasado lunes.

«Unanimidad en la búsqueda de las mejores soluciones para la sociedad», precisa, añadiendo que la disposición de todos los grupos políticos «es una inyección de esperanza en que juntos podremos vencer al virus que tanto dolor y sufrimiento está causando en todo el mundo».

Además, tras incidir en el dolor por tantas pérdidas humanas durante la pandemia y en la solidaridad con quienes padecen o han padecido la infección, con sus familias y allegados, desde la Academia han mostrado su agradecimiento «por el inmenso sacrificio que están realizando todos aquellos que están en la primera línea de combate frente a ese enemigo invisible que siega vidas». «Nuestra deuda será permanente con ellos y con sus familias», han sostenido.

En este punto, han incidido en que «nunca nadie podrá compensar su entrega y renuncia», pero la sociedad «sí puede hacer algo para demostrar el agradecimiento de la población, cuando la serenidad se recobre y volvamos a llenar las calles de vida, a quienes son los importantes, los imprescindibles, para que nuestra sociedad mejore y para que aumente su resiliencia ante las nuevas pandemias y catástrofes ambientales que puedan sobrevenir», han destacado.

En este sentido, han señalado que «todos tendremos que exigir a los representantes públicos el reconocimiento del Estado a sus servidores, actuando para la mejora de los medios, las plantillas, los horarios que les permitan estar con sus familias, teletrabajando cuando puedan, y recibiendo los salarios dignos que corresponden a quienes nos protegen ante la enfermedad y la muerte y a quienes hacen posible que todos podamos cubrir nuestras necesidades cotidianas y básicas».

Por lo que, desde la Academia Malagueña de Ciencias proponen ese reconocimiento a los que «están jugándose la vida en estos meses de pandemia».