La Junta resuelve en Almería 6.376 peticiones de ERTE

El sector más afectado es el de la restauración como bares, restaurantes y puestos de comida

La Delegación Territorial de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo, Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad de Almería, como autoridad laboral, ha resuelto hasta la fecha 6.376 solicitudes de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), lo que supone el 84,4 por ciento de las 7.553 presentadas en la provincia y que afectan a 34.344 trabajadores. De las 6.376 resoluciones emitidas, el 97,9 por ciento han recibido respuesta favorable y el resto, denegatoria.

La mayor parte de estas solicitudes de ERTE son por fuerza mayor, justificadas por la obligación de suspender determinadas actividades recogida en el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria, según ha indicado la Junta en una nota

En cuanto a los sectores de actividad, en función del volumen de trabajadores, el más afectado es el de la restauración como bares, restaurantes y puestos de comidas, que engloba al 24,9 por ciento de los empleados, con más de 8.500.

A los sectores afectados le siguen a los los comercios de todo tipo con el 17,1 por ciento (5.869 trabajadores), la educación y formación con el 7,6 por ciento (2.629 empleados afectados), los alojamientos turísticos con el 5,2 por ciento (1.780 trabajadores), la construcción y afines con el cinco por ciento (1.718 empleados), los talleres de reparación de vehículos y similares con el 4,4 por ciento (1.510 trabajadores incluidos) y las actividades sanitarias (fisioterapeutas, dentistas, clínicas privadas, etc.) con el 4,3 por ciento (1.480 empleados afectados).

Les siguen los servicios personales como peluquerías y tintorerías, (2,9 por ciento), las actividades inmobiliarias (2,8 por ciento), la fabricación de productos industriales y artesanales (2,3 por ciento), las actividades deportivas (gimnasios, instalaciones deportivas, son el 2,1 por ciento), la venta y alquiler de vehículos (2,1 por ciento), el transporte de viajeros y mercancías y la logística (1,9 por ciento), los servicios de limpieza y jardinería (1,1 por ciento), el turismo y ocio (0,9 por ciento), la industria de alimentación y bebidas (0,9 por ciento), las artes gráficas y fotografía (0,9 por ciento), y las asesorías, empresas de seguros, contabilidad, (0,7 por ciento).

Entre los menos afectados por ERTE están los servicios de reparaciones varias (0,6 por ciento), los servicios sociales (0,7 por ciento), la agricultura, ganadería y pesca (0,7 por ciento), la piedra natural y afines (0,7 por ciento) y la cultura y medios de comunicación (0,4 por ciento).

Uno de cada tres expedientes son de hosteleros

Por número de ERTE presentados, los sectores que mayor volumen de solicitudes han registrado son la restauración (27,4 por ciento, 2.075 solicitudes), el comercio (21 por ciento, 1.569 ERTE), los servicios personales con el 6,8 por ciento (517 expedientes), las actividades sanitarias (484 solicitudes, el 6,4 por ciento), la construcción y afines (369 ERTE, el 4,9 por ciento), la reparación de vehículos (el 4,5 por ciento, 340 expedientes), la educación y formación (291 solicitudes, el 3,8 por ciento), las actividades inmobiliarias (170 ERTE, el 2,2 por ciento) y los alojamientos turísticos (el 2,1 por ciento, con 156 expedientes).

Le siguen la fabricación de productos industriales y artesanales (el 1,9 por ciento), las actividades deportivas (1,8 por ciento), el transporte y logística (1,8 por ciento), el turismo y ocio (1,2 por ciento), la venta y alquiler de vehículos (1,2 por ciento), las actividades de asesoría, contabilidad y seguros (1,1 por ciento), la industria de alimentación y bebidas (0,9 por ciento), la limpieza y jardinería (0,8 por ciento), las actividades jurídicas (0,7 por ciento), las artes gráficas y la fotografía (0,7 por ciento), la agricultura, ganadería y pesca (0,7 por ciento), los juegos de azar (0,6 por ciento), la industria de la piedra y afines (0,6 por ciento) y las actividades culturales y de medios de comunicación (0,5 por ciento).

Los 6.376 ERTE ya resueltos por la Delegación Territorial de Almería afectan a 25.601 trabajadores. Por sectores y en función del volumen de empleados, el principal es el de restauración, con el 22 por ciento de los empleados, seguido de los comercios de todo tipo con el 12,1 por ciento, los alojamientos turísticos con el 5,1 por ciento, las actividades sanitarias (3,1 por ciento), los talleres de reparación de vehículos y similares con el 3 por ciento, la construcción y afines con el 2,8 por ciento, las actividades deportivas con el 2,2 por ciento y la educación y formación también con el 2,2 por ciento.

Les siguen los servicios personales como peluquerías o tintorerías (dos por ciento), la industria de alimentación y bebidas (1,4 por ciento), la venta y alquiler de vehículos (1,2 por ciento), el turismo y ocio (1 por ciento), el transporte de viajeros y mercancías y la logística (0,9 por ciento), las actividades inmobiliarias (0,8 por ciento), los servicios sociales (0,7 por ciento), los servicios de limpieza y jardinería (0,6 por ciento), la fabricación de productos industriales y artesanales (0,5 por ciento), y las asesorías, empresas de seguros, contabilidad (0,5 por ciento).

Entre los expedientes resueltos con menor incidencia están los de empresas de la cultura y medios de comunicación (0,5 por ciento), los juegos de azar (0,4 por ciento), las artes gráficas y fotografía (0,4 por ciento) y la piedra natural y afines (0,4 por ciento).

En la clasificación por número de expedientes resueltos, está en primer lugar la restauración (22 por ciento), seguida del comercio (15 por ciento), los servicios personales (4,5 por ciento), los servicios sanitarios (4,1 por ciento), la reparación de vehículos (3 por ciento), la construcción (2,1 por ciento), las actividades de educación y formación (2,1 por ciento), los alojamientos turísticos (1,7 por ciento), la fabricación de productos industriales y artesanos (1,5 por ciento) y las actividades deportivas (1,4 por ciento).

A continuación se sitúan las actividades inmobiliarias (uno por ciento), el turismo y el ocio (0,8 por ciento), el transporte y la logística (0,7 por ciento), la venta y alquiler de vehículos (0,6 por ciento), los juegos de azar (0,5 por ciento), las actividades de asesoría, seguros y contabilidad (0,5 por ciento), la industria de la alimentación y bebidas (0,4 por ciento), las actividades culturas y medios de comunicación (0,3 por ciento), la limpieza y jardinería (0,3 por ciento), los servicios sociales (0,3 por ciento) y la industria de la piedra y afines (0,3 por ciento).

Beneficios del ERTE

Al acogerse a un ERTE, las empresas quedan exoneradas del abono de las cuotas empresariales, así como de las cuotas por conceptos de recaudación conjunta, siempre que la empresa tenga menos de 50 trabajadores, o del 75 por ciento si tiene 50 empleados o más en plantilla.

Por su parte, los trabajadores afectados por las regulaciones temporales de empleo pueden acogerse durante el periodo a prestaciones por desempleo, aunque carezcan del período de ocupación cotizada mínimo, y sin que compute este cobro a los efectos de consumir los períodos máximos de prestación legalmente establecidos.Igualmente, el periodo de suspensión computa como periodo cotizado a la Seguridad Social.

La Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo está afrontando una situación excepcional por la crisis sanitaria y sus consecuencias económicas. Un equipo formado por 36 funcionarios, la mayoría de ellos teletrabajando, conforman el dispositivo especial de resolución de ERTE en la Delegación de Empleo de Almería, un equipo que trabaja una media de 14 horas diarias cada día, incluidos fines de semana y festivos, para dar respuesta con agilidad al alto volumen de solicitudes recibidas.