Hacer deporte en breve, una posibilidad cada vez más real

Los abuelos se exponen a un riesgo mucho mayor si se infectan

Los datos del Coronavirus abren la puerta a la esperanza y a la desescalada. Además, siguen bajando los contagios diarios y el 40% de los pacientes ya se han recuperado. Los niños y sus padres el día 27 serán los conejillos de indias. Poco a poco el Gobierno aborda cómo relajar el confinamiento.

Después de abrir la puerta a los menores, el Gobierno se plantea otras medidas como hacer deporte al aire libre, que ya está sobre la mesa aunque con muchas restricciones. “Lo que queremos controlar es el riesgo de transmisión, no que la gente no corra”, decía ayer el doctor Fernando Simón, director de centro de alertas sanitarias, en rueda de prensa desde Moncloa. “Una persona que va corriendo sola por la calle o sola en bicicleta no implica riesgo a la sociedad”, insistía el médico.

Sin embargo, la salida a la calle de las personas mayores parece que no será tan fácil, al menos, no pronto. Los abuelos son el grupo más vulnerable. Tienen el mismo riesgo de infectarse que cualquiera pero si se contagian la enfermedad se agrava en ellos. “Tenemos que protegerles porque si se infectan el riesgo al que se exponen es mucho mayor”, repitió Simón.

Por eso también saldrán los niños a la calle desde el próximo lunes. Habrá que ver cómo. Es lo que previsiblemente explicará hoy la ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros.

A los padres lo que más le preocupa es saber si podrán sacar juntos a los hermanos o los niños tendrán que salir de forma individual. El uso de mascarillas es la otra gran incógnita aunque lo lógico parece que si la deben llevar los adultos también la lleven los menores. Ahí viene el problema, no hay mascarillas de su tamaño. Tampoco guantes.

Por eso el distanciamiento social es más importante aún si cabe. Los niños deberán ir con un adulto que vigile que mantienen la distancia de seguridad de las personas con las que se crucen. Los parques permanecerán cerrados. Ya lo advirtió ayer el responsable del comité técnico: «Los niños no saldrán a jugar con sus vecinos».