Estafa 70.000 euros a mujer con un hijo enfermo invocando al ‘Santo Manuel’

La jueza indica que V.M.R. se habría «prevalido» de la «debilidad» de su amiga y también de la «influencia» que tenía sobre ella

La Fiscalía de Almería solicita dos años y seis meses de cárcel para una acusada de estafar más de 70.000 euros a una mujer, a quien hizo creer que «tenía poderes y facultades curativas» para los «problemas de salud que padecía su hijo menor de edad» y convenció de que estaba bajo la protección del «Santo Manuel», el popular curandero de Ventas del Molino (Granada).

El Ministerio Público atribuye a la investigada la presunta comisión de un delito continuado de estafa agravada si bien la acusación particular eleva la pena de pena de prisión a tres años.

El auto de procedimiento abreviado del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 6 de Roquetas de Mar, consultado por Europa Press,La jueza indica que V.M.R. se habría «prevalido» de la «debilidad» de su amiga y también de la «influencia» que tenía sobre ellarecoge de lo actuado se desprende que, en diciembre de 2016, acusada y victima estrecharon «la relación de amistad que tenían anterior» a raíz de la «mala situación personal» que atravesaba la segunda.

La jueza indica que V.M.R. se habría «prevalido» de la «debilidad» de su amiga y también de la «influencia» que tenía sobre ella para «hacerle creer que tenía poderes y facultades curativas» para los problemas de salud que padecía su hijo de corta edad y que «estando en su compañía» tenía «la protección del Santo Manuel».

De este modo, según el resultado que arroja la instrucción y, sobre todo, el análisis de la «amplia» documentación que hay aportada a la causa, la acusada consiguió supuestamente que la víctima «se trasladase con todos sus enseres personales y mobiliario, así como en compañía de su hijo, a su domicilio personal».

El auto apunta que también la habría «convencido» para que «sufragara diversos viajes a costa de su patrimonio personal, beneficiándose de ello, ya que la denunciante pagaba íntegramente los traslados y estancias». Remarca que V.M.R. lo lograba «con la artimaña de realizar rituales sanadores para el menor en casas rurales y sitios apartados».

La jueza añade que, igualmente, la «convenció» para que «abonase diversas reformas en su vivienda y se hiciese cargo de todos los gastos ordinarios de la casa».

Según describe la resolución, que adelanta este martes ‘La Voz de Almería’, durante toda la relación entre ambas, la acusada «realizaba diversos rituales en los fingía determinados comportamientos tales como desmayos, agresividad, cambios de voz o control por energías superiores», haciendo creer a la víctima «que la estaba favoreciendo y protegiendo tanto a ella como a su hijo».

A cambio, supuestamente le pedía «sufragar todos los gastos que pudiera tener, llegando a tener que pedir» la perjudicada «dinero a terceros para hacer frente a lo solicitado» ya que el montante supuestamente estafado y tasado por perito judicial asciende a 70.095 euros.

En la causa, que se incoó a raíz de la denuncia de la mujer, a quien representa el abogado Mariano Garfias, la jueza instructora concluye que la responsabilidad indiciaria de V.M.R. deriva de diversas testificales, el testimonio de la perjudicada «y a la amplia documental anexa en el atestado en la que constan todos los gastos que ha realizado a lo largo de estos años a favor de la denunciada».

El auto indica que la acusada se acogió a su derecho a no declarar si bien ratificó una anterior en la que «reconoció de forma libre, personal y voluntaria que en los viajes que hacía junto a la denunciante a los rituales de Consuelo era para ayudar al hijo por su enfermedad».