Cae en picado el precio de la carne debido al confinamiento

Los ganaderos piden la solidaridad de los distribuidores y de los consumidores

En Andalucía hay más de un millón de hectáreas de dehesas que acogen ganaderías de bovinos, ovinos, caprinos e ibéricos. La pandemia también golpea al sector de la carne.

El sector intentan buscar fórmulas para minimizar las pérdidas e incentivar el consumo. Las ventas han caído cerca de un 40% y los ganaderos atraviesan una situación crítica.

Lo cuenta Juan Romero, ganadero. Su dehesa se encuentra en la localidad sevillana de Almadén de la Plata. «Hay que buscar una solución como sea». Lamenta que ellos sean los únicos que carguen con el problema.

Dice que «la sensación es de parón absoluto en los mercados, con una bajada de precios muy significativa para los productores y con una gran incertidumbre sobre lo que va a pasar».

Pide la solidaridad de los distribuidores y de los consumidores. Su mensaje es «que se consuman productos locales, de cercanía y saludables».

Agustín González es también ganadero. Tiene cabras. Para él una primera solución sería la bajada de la producción. El precio del caprino dice está por los suelos: «Tengo vendido para al semana que viene a 2,20 euros el kilo».

En su explotación trabajan dos familias. Se siente como el eslabón más débil de la cadena pero su labor se considera como uno de los servicios esenciales en estos duros momentos.