Limpian las calles de Jerez para «desinfectarlas del fascismo de Vox»

Miembros de Adelante Jerez han protagonizado esta escena en plena Calle Larga

Con fregona en mano y con un cubo con agua y lejía, se han presentado los miembros de Adelante Jerez para limpiar las partes de la Calle Larga, para según ellos «desinfectar y limpiar de fascismo», donde el día antes estuvieron los miembros de Vox realizando un acto.

Esta coalición de izquierdas, formada por IU, Podemos, Izquierda Andalucista y Primavera Andaluza, han pedido explicaciones mediante una nota a la Subdelegación de Gobierno «ante el amplio dispositivo policial que acompañó a los militantes de VOX durante el acto, con el alto coste de recursos públicos que supone un despliegue policial de tal magnitud».

El portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida, Raúl Ruiz-Berdejo, ha delcarado que «si la presencia de la policía nacional fue para proteger a los ultraderechistas de cualquier tipo de agresión por parte de los jerezanos, quien tomara la decisión de enviar a la zona tal despliegue policial no conoce la ciudad». Para terminar remarcando que «Jerez no es una amenaza para nadie, más bien al contrario, es un ejemplo de convivencia».

Según Ruiz-Berdejo, «en Jerez no caben actitudes como las que defiende VOX, las cuales no encajan en el marco de la democracia y llegan al punto incluso de defender que todas las personas puedan tener una pistola en su casa».

Para seguir declarando que desde Adelante Jerez «no están dispuestos a permitir que organizaciones de este tipo, que fomentan el odio y atacan la convivencia, enfrentando a pobres contra pobres, tengan cabida en las instituciones públicas».

Advertisement

Por su parte, el coordinador local de Podemos, Ángel Cardiel, ha declarado que Adelante Jerez «debe mantenerse firme ante el avance que viene experimentando la ultraderecha, el cual viene haciendo que en las conversaciones de la gente se esté usando un discurso que no se corresponde con los tiempos que vivimos».

«Corremos el riesgo de que se normalice determinado retroceso de derechos, de ahí que no se le pueda ceder ni un centímetro a la ultraderecha fascista, que últimamente campa a sus anchas por las calles y por las instituciones», ha concluido.