Piden a Kichi que garantice taxis para personas con movilidad reducida

La concejala Nuria Álvarez denuncia la ausencia de este servicio en toda la ciudad el pasado 12 de febrero, a la salida del Gran Teatro Falla en pleno concurso

El Grupo Municipal del Partido Popular pide públicamente al Ayuntamiento de Cádiz que garantice la presencia de taxis para personas con movilidad reducida en la ciudad en todo momento, tal y como se comprometieron las asociaciones de taxistas y se persigue con la normativa en vigor a este respecto.

La concejala Nuria Álvarez ha denunciado la ausencia de taxis para personas con discapacidad en toda la ciudad el pasado 12 de febrero, cuando a la salida del Gran Teatro Falla –pasada la media noche, y por tanto el 13 de febrero- fue solicitado este servicio, en primer lugar a una de las asociaciones de taxis, y posteriormente a los agentes de Policía Local que estaban presentes en la Plaza Fragela.

Los agentes de Policía Local han emitido un atestado denuncia en el que se constata que tras realizar varias gestiones no encontraron un solo vehículo de estas características disponible en todo el municipio. Tras ser informada de estos hechos la persona con movilidad reducida que tenía que desplazarse hacia su domicilio tuvo que dirigirse -por sus propios medios- hacia la parada de autobuses de Plaza de España a la mayor brevedad posible para llegar antes de la finalización del este servicio de transporte.

La concejal popular ha indicado que son muchas las ocasiones en las que personas con discapacidad o movilidad reducida han denunciado la ausencia del servicio de taxi adaptado para ellas, a pesar de los muchos requerimientos que desde el Grupo Popular y desde las asociaciones implicadas se han hecho a la Delegación de Transporte del Ayuntamiento de Cádiz.

Nuria Álvarez mostró su indignación por esta situación que se produjo la noche del pasado 12 de febrero, “porque no es ni la primera ni es infrecuente. Podemos estar años hablando de igualdad de condiciones para las personas con movilidad reducida durante años, pero nos estaremos engañando hasta que no se cumpla de manera fehaciente con la normativa y se atienda estas demandas.

Las personas sin este problema no dependen de nadie cuando quieren irse a su casa por las noches o cuando les apetece ir al cine: esa es la diferencia, esa es la falta de igualdad que no se está garantizando”.