Se las pintaban muy felices al principio de la jornada Mourinho y su Tottenham. Ante sí, la oportunidad de asaltar el liderato de la Premier League era una incentivo que primero Liverpool, y luego Leicester, se han encargado de difuminar por completo. Con un estelar Jaime Vardy, que transformó el 0-1 desde los 11 metros; y un cabezazo que terminó con gol en propia de Alderweireld ponen a los de Brendan Rodgers en el segundo puesto de la clasificación.

La Premier League es conocida mundialmente por su gran competitividad. La de este año no es para menos pues los 7 equipos de arriba están en un pañuelo de tan solo ocho puntos de diferencia -cuatro si lo comparamos con el segundo clasificado-. Con la derrota de hoy, el Tottenham de Mourinho se queda quinto a dos puntos del propio Leicester que ha dinamitado por completo la clasificación.

En el partido, el Leicester fue mucho mejor durante los 90 minutos, anulando por completo la maquinaria de los de Mourinho; cuya defensa ha quedado totalmente retratada en el día de hoy. La mala inercia que estaban teniendo en el partido los locales les llevó a encajar un gol en propia puerta, fruto de un cabezazo de Jaime Vardy, que fue rebotado por Alderweireld al fondo de la red.

De esta manera, Jaime Vardy se volvió a consagrar como uno de los principales puntales de la Premier League. La figura del delantero británico no para de crecer y ya son 10 goles en 12 partidos disputados en la presente temporada en liga.

Una derrota que despega al Liverpool en la lucha por la Premier League

El Liverpool de Jürgen Klopp camina firme en su lucha por el título liguero. La maquinaria ‘red’ logró una histórica goleada por 0-7 al Crystal Palace. La exhibición de Mané, Firimino y Salah -que salió desde el banquillo- puso al Liverpool en otra dimensión futbolística que les hace líderes en solitario de la Premier League.

Salah y Oxlade Chamberlain en el Crystal Palace-Liverpool
Salah y Oxlade Chamberlain en el Crystal Palace-Liverpool

El leve bajón que supuso al equipo la perdida de Virgil van Dijk parece que ya ha quedado más que olvidado. Sin perder desde la jornada cuatro, precisamente en una goleada por 7-2 ante el Aston Vila, los de Klopp ya han vuelto a ofrecer ese particular ‘rock & roll’ al que tan enganchado tiene a los aficionados del fútbol en general.

Por su parte, el Manchester City de Guardiola se encuentra en el límite que marcan estos puestos por la lucha por la Premier League. En 7ª posición, los ‘citizens’ están a tan solo cuatro puntos del Leicester, eso sí, con un partido menos frente al resto. A lomos de Kevin de Bruyne, el City venció esta semana al Southampton, una de las grandes sorpresas de este inicio de campeonato.