Acaban con una trama que vendía falsos pistachos en España y Francia. La Guardia Civil, en el marco de la operación Pevera, ha detectado a una empresa que se dedicaba a la producción, distribución y venta de pistachos supuestamente ecológicos bajo una marca que no cumplían con dichos requisitos; una operación que se inició en 2019, que ha contado con la colaboración de Europol. Se ha saldado con la investigación de 14 personas en Ciudad Real, Madrid y Málaga.

Según ha informado la Dirección General de la Guardia Civil, en estas provincias su Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) ha intervenido los pistachos que recepcionaban varias empresas con un uso fraudulento de la certificación ecológica.

La Guardia Civil calcula que los beneficios obtenidos con este engaño son superiores a los seis millones de euros. Con esta práctica fraudulenta, hacían que el rendimiento económico se elevara entre un 60 y un 80% por encima del valor real del producto.

Los agentes detectaron mezcla de pistacho ecológico con pistacho convencional a raíz de informes de laboratorio en los que se hallaron compuestos químicos pesticidas como «glisofato» o «clorato», haciéndolo incompatible con el proceso de agricultura ecológica.

Principal comercializadora

La principal comercializadora española se dedicaba a distribuir estos pistachos sin los requisitos establecidos por el sector. Además sin ningún tipo de garantía en la certificación ecológica. Así la trazabilidad del producto se perdía, constituyendo un verdadero fraude alimentario para el consumidor; que compraba el producto hasta 3 y 4 euros por kilo más caro.

Gracias a la colaboración de Europol y de las autoridades policiales francesas (Gendarmería Nacional Francesa (Oclaesp); los agentes pudieron conocer que el producto podría estar vendiéndose en Francia.

La colaboración del Juzgado de Instrucción número 1 de Manzanares y el Juzgado de Meyreuil (Francia) fue fundamental para la aplicación de la Orden Europea de Investigación y registros del principal distribuidor tanto en España como en el país vecino.

La investigación conjunta acreditó el modus operandi de la empresa española y su posterior venta a nivel europeo. En Francia las diligencias continúan abiertas.

Golpe al tráfico de hachís

Duro golpe al contrabando de hachís en Sanlúcar. Agentes de la Guardia Civil llevan a cabo desde primera hora una operación contra el tráfico de hachís procedente de Marruecos en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz). En ella se han realizado nueve registros en viviendas y se ha detenido, hasta el momento, a más de una docena de personas.

Según han indicado a Europa Press fuentes de la Guardia Civil, en la operación han participado 200 agentes pertenecientes a la Comandancia de Cádiz; Organismo de Coordinación del Narcotráfico (OCON) Sur de la Guardia Civil, Grupo de Acción Rápida (GAR) de la Guardia Civil y Grupo de Reserva de Seguridad (CRS).

Registro de nueve viviendas

En el operativo se ha procedido a la entrada y registro de nueve viviendas, donde se ha incautada una importante cantidad de hachís; así como embarcaciones, vehículos, armas y abundante documentación.

Con un camión cargado de hachís por el puerto de Algeciras

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Algeciras (Cádiz) a un ciudadano marroquí de 43 años de edad como presunto autor de un delito contra la salud pública. El detenido era el conductor de un camión procedente de Marruecos que tras desembarcar en Algeciras; los agentes que realizaban las labores propias de control de entrada y salida del territorio nacional de españoles y extranjeros localizaron en el interior del vehículo 21,558 kilos de hachís.