El general Nick Carter, jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Gran Bretaña, han dado la campanada, el campanazo, la llamada de atención y el aviso a navegantes. No ha exagerado. No ha emitido ninguna broma. No ha sido su intención lanzar ningún exabrupto. No ha pretendido asustar. No ha jugado al titular por el mero titular. No ha puesto el punto sobre la i a veces distorsionada del sensacionalismo. Ha advertido sobre la posibilidad del estallido de una Tercera Guerra Mundial.

Sencillamente ha advertido. Y lo ha hecho, con serenidad, con perspectiva a corto plazo, con conocimiento de causa, con la garantía de su dominio del terreno, en una entrevista concedida a ‘Sky News’. Unas declaraciones que peor supuesto se han viralizado y que además, por ende, son coincidentes con la opinión y con la visón de otros expertos en la materia.

¿Qué ha dicho para que su aseveración de la vuelta al mundo en un santiamén? ¿Qué ha comentado para que nadie se haya echado las manos a la cabeza sino todo lo contrario: haya abierto aún más los ojos en este sinsentido de la dañina pandemia que tantos interrogantes ha colocado -viene colocando- en la cima del mundo?

Amenazas de seguridad y una Tercera Guerra Mundial

Ha comentado que la crisis económica mundial causada por la pandemia del coronavirus podría desencadenar nuevas amenazas a la seguridad, incluso una Tercera Guerra Mundial. No es la primera vez , ni será la última que expertos afirmen contundentemente dicha peligrosidad. Ni la primera ni la ultima.

«Existe el riesgo de que haya una nueva guerra mundial si los conflictos actuales de menor escala se descontrolan atrayendo a más países y armas. Si hay una escalada, se implica a más gente, más armas y antes de que se pueda contener se llega a una guerra total abierta», ha comentado Nick Carter en el programa ‘Remembrance Sunday’.

El general advierte con énfasis al mundo en general que hay que aprender de los errores del pasado, de todos los errores, para no volver a repetirlos en el futuro ante una situación de crisis mundial: «Tenemos que recordar la historia para que no se repita, pero hay un ritmo y si miras atrás, al siglo pasado, antes de las guerras mundiales, es indiscutible que hubo una escalada que llevó a errores de cálculo y que provocaron una guerra a una escala que esperemos no volver a ver jamás».

Cautelosos en los conflictos

«Digo que es un riesgo y debemos ser conscientes de esos riesgos. Y es por eso que recordar es importante, porque si miras hacia atrás en la historia, es de esperar que aprendas de la experiencia y te asegures de ser muy cauteloso acerca de cómo manejas los tipos de conflictos regionales que vemos en el mundo de hoy», subrayó Nick Carter en una declaraciones que están dando la vuelta al mundo de manera vertiginosa.

Y habló del porvenir. Porque de cara al futuro el jefe del Estado Mayor de defensa ofreció una visión para la década de 2030 “por la que el ejército británico estaría compuesto por 90.000 soldados humanos y 30.000 robots”. Es decir, el trashumanismo del que tantas veces han hablado los sociólogos de un tiempo a esta parte. La sociedad robotizada. El hombre clasificado, el hombre cosificado, el hombre hecho cosa. ¡Un mundo que va quedándose, paulatinamente, sin alma!