La Policía Nacional ha incoado este pasado jueves 19 de noviembre 25 actas de sanción de carácter administrativo tras haber recibido una llamada al 091 que alertaba de una concentración de jóvenes en una conocida plaza del Albaicín de Granada incumpliendo alguna de las medidas dispuestas para la contención del coronavirus, o bien se encontraban consumiendo droga en la vía pública.

Pasadas las 19,00 horas, los agentes del 091 recibieron varias llamadas en las que los vecinos alertaban de la presencia de una treintena de jóvenes concentrados en dicho lugar. La Policía vio a estas personas «portando bolsas de plástico y sin respetar las medidas dispuestas durante el vigente estado de alarma» para la capital y otros municipios de Granada.

Los jóvenes se encontraban en una escondida placeta del Bajo Albaicín desde la que se ve la Alhambra y que tradicionalmente ha sido punto de reunión y encuentro de jóvenes de la capital, de hecho era común la presencia los fines de semana con guitarras o tambores.

La Policía ha agregado que estas circunstancias particulares han sido motivo constante de conflicto entre visitantes y vecinos de los alrededores y que estas «no han mermado a pesar de las restricciones de movilidad impuestas desde el pasado mes de marzo». En este sentido, ha subrayado que «los requerimientos vecinales siempre los han atendido los agentes».

Tras recibir la alerta, los agentes encargados del mantenimiento de la Seguridad Ciudadana se desplazaron hasta el lugar donde comprobaron que efectivamente existía una concentración de aproximadamente una treintena de jóvenes y casi su totalidad fueron sancionados administrativamente por incumplir la legislación vigente en lo relativo al uso de la mascarilla, el mantenimiento de la distancia interpersonal y el respeto del confinamiento perimetral, además de lo dispuesto al consumo de drogas en la vía pública.

Denuncias por fiestas en pisos

Mientras miles de granadinos continúan cumpliendo con las medidas impuestas por la Junta de Andalucía para rebajar la alta incidencia de la pandemia en la provincia de Granada, otros muchos hacen oído sordo a la normativa.

Y es que durante la noche de este sábado 14 de noviembre, la Policía Local de Granada ha interpuesto 30 denuncias más; siendo un total de 21 por ruidos en pisos y fiestas.

Según concreta la Policía Local, también impusieron tres multas por consumo de alcohol en la vía pública, dos por no hacer uso de la mascarilla, una por fumar sin guardar la distancia mínima de dos metros y siete por incumplimiento del toque de queda decretado por el estado de alarma entre las 22,00 y las 6,00 horas.

La Policía apunta que en el turno de mañana impusieron cuatro denuncias por desobedecer la restricción a la movilidad intermunicipal.