El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha asegurado que espera recuperar la mayor movilidad posible en la Comunidad de cara a la próxima Navidad. Sin embargo ha dejado claro que «desgraciadamente no serán como las de 2019».

En este sentido, Moreno ha explicado que la mayoría de restricciones si continuará durante el periodo navideño con el objetivo de frenar la pandemia del Covid-19. Así, ha descartado que se «vayan a permitir grandes concentraciones, cotillones ni eventos».

De este modo se ha pronunciado Juanma Moreno este viernes 20 de noviembre en una rueda de prensa tras visitar las obras de reforma del Hospital Materno Infantil de Málaga.

En este marco ha reconocido que le gustaría que de cara a la Navidad hubiera «movilidad por toda Andalucía; horarios comerciales lo más amplios posibles y las reuniones lo más amplias posibles». Pero prefiere «no crear expectativas» porque «el virus no sabemos cómo se va a comportar» hasta entonces.

En este sentido, el jefe del Ejecutivo andaluz ha asegurado que el objetivo de la Junta es que las Navidades sean «lo más normalizadas posibles»; pero ha advertido de que «desgraciadamente no serán como las del año pasado». Aunque se ha conseguido «controlar el crecimiento» de casos Covid-19 con las restricciones vigentes, «no está doblegada la curva y nos queda mucho por hacer».

Andalucía espera tener vacunada a la mitad de la población en primavera

Nueva luz de esperanza para los andaluces en la lucha contra la pandemia del Coronavirus. Una batalla que parece no tener fin, pero cuya victoria podría estar más cerca de lo que imaginamos. Así lo ha asegurado en consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre.

Aguirre, en una entrevista a Canal Sur rescatada por Elmira.es, ha señalado que espera que «entre el 50 y el 70 por ciento de la población andaluza esté inmunizada contra la Covid-19 la próxima primavera».

El consejero de Salud ha manifestado su confianza en las vacunas que están obteniendo resultados optimistas frente al Covid-19. «Irán llegando en el primer trimestre de 2021 con la idea de que para primavera haya un volumen de entre el 50 y el 70 por ciento de la población inmunizada», asegura Aguirre.

Según ha informado, hasta el momento, lo que se ha demostrado es que las vacunas en desarrollo evitan llevar la infección del Coronavirus a sus niveles más altos, por lo que «no se producirían ingresos en UCI o fallecimiento».

En otro orden de cosas, Jesús Aguirre ha explicado que la compra de vacunas se está produciendo de forma centralizada por parte de la Unión de Europea, que repartirá 800 millones de dosis de vacuna según sus criterios.