La Guardia Civil ha interceptado, en la A-92N a su paso por la provincia de Granada, una furgoneta que transportaba en el maletero 137 kilos de marihuana. Asimismo, ha detenido a su conductor, un hombre de nacionalidad francesa de 27 años; por un presunto delito contra la salud pública por tráfico de drogas.

Sobre las 18,00 horas del pasado 16 de octubre, una patrulla de la Guardia Civil de Guadix intentó interceptar en la A-92N, a la altura de Hernán Valle; una furgoneta con matrícula española que observaron que iba sobrecargada. Sin embargo, el conductor y único ocupante, al ver a los agentes hizo caso omiso y se dio a la fuga en dirección a Baza (Granada).

Sufrió un accidente al salirse de la vía

A partir de ahí, la patrulla fue tras la furgoneta para intentar detenerla; a la vez que los agentes alertaban a través de la Central Operativa de Servicios a las patrullas de la Unidad de Seguridad Ciudadana de que se encontraban en las proximidades de Baza, para que establecieran un dispositivo en la autovía para interceptar la furgoneta.

El detenido intentó evitar el dispositivo saliendo de la autovía por la salida de Gor. También más adelante, en la salida de Bácor, donde varias patrullas ya le esperaban para intentar detenerlo. Sin embargo, las sorteó nuevamente y, en su huida por la carretera de este, último sufrió un accidente al salirse de la vía; abandonó la furgoneta y siguió corriendo campo a través.

Los agentes de la Guardia Civil de Guadix consiguieron detenerlo poco después, a unos setecientos cincuenta metros del coche accidentado.

16 bolsas colmadas de marihuana

Cuando la Guardia Civil abrió el maletero de la furgoneta, comprobó que el detenido huía porque transportaba dieciséis bolsas de gran tamaño con más de ciento treinta y siete kilos de marihuana envasada al vacío.

El equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Guadix se hizo cargo del detenido, de la marihuana, y de la furgoneta utilizada para el transporte de la droga.

Esta operación se enmarca dentro del Plan Telos; y forma parte del esfuerzo que la 4ª Zona de la Guardia Civil está desarrollando en el Campo de Gibraltar y su zona de influencia para combatir el narcotráfico procedente del Norte de África.

La Guardia Civil permanece especialmente vigilante en la A-92 a su paso por la provincia de Granada, ya que las organizaciones que se dedican al tráfico de sustancias estupefacientes utilizan esta vía para mover la droga hacia Levante y resto de Europa.