El Colectivo ‘Creer en Nosotros’ compuesto por profesionales de la peluquería, barbería y estética, se han concentrado esta martes en Almería, Cádiz, Granada, Huelva, Málaga y Antequera para reivindicar la vuelta al IVA reducido del 10%; de modo que se pueda «asegurar la supervivencia del sector que está siento duramente golpeado debido a la crisis generada por el coronavirus».

Así lo han indicado a Europa Press fuentes de este colectivo, cuyos participantes han cerrado sus establecimientos durante toda esta jornada para reivindicar un IVA «justo». Y es que en estos «complicados momentos para nuestros negocios de peluquería, estética Y barberías se cierran puertas y ventanas», se indica en un manifiesto leído al final de cada una de estas protestas.

Desde la Asociación de Peluquería y Belleza Malagueña, que ha mostrado su satisfacción ante el seguimiento que ha tenido esta acción por parte del sector, han recordado que la situación económica por la que están pasando resulta «insostenible; dado el parón producido por el confinamiento así como la bajada del negocio durante estos meses».

Han recalcado que han sido considerados como profesión esencial durante esta crisis, por lo que como tal reclaman que «el IVA sea reducido al considerarse también esenciales los servicios que prestan».

Del mismo modo se muestran «convencidos de que se podrán salvar del cierre y la quiebra muchos negocios, así como el mantenimiento de puestos de trabajo en el sector».

En el citado manifiesto, el colectivo señala que «el 57,92% de los salones de peluquería y estética no podrán sobrevivir más allá de seis meses. Además, añade que «es por esta dura realidad» por lo que cierran este martes sus negocios para reivindicar un IVA «justo». Denuncian que «somos el único sector al que en 2012 se subió el IVA al 21% y aún no se ha vuelto al reducido».

«No somos lujo, somos necesidad. Somos un sector con más de 50.000 centros en toda España, que damos trabajo en su mayoría a personas jóvenes y mujeres. En los primeros nueve meses de 2020 hemos visto caer nuestra facturación en más de un 67%. La situación es absolutamente crítica, y es la que está llevando al cierre masivo de nuestros negocios», lamenta el sector.

El sector, excluido de los ERTE

Además, apunta que han quedado «impactados» al saber que su actividad «queda excluida de los ERTE que gozan de la exención de las cotizaciones sociales de los trabajadores; provocando una situación de indefensión absoluta, en un momento en el que uno de cada tres trabajadores sigue en ERTE por la imposibilidad económica de recuperar su trabajo».

«El cierre supone incremento del paro, significa que menos personas podrán conseguir un puesto de trabajo en nuestro sector; supone una bajada en las cotizaciones sociales y, por supuesto, una reducción del pago de impuestos», aseguran.

Por último añaden que «la vuelta al IVA reducido del 10% supondría la única posibilidad de supervivencia para un sector que ya no puede más».