Pablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno, ha vuelto a defender su inocencia. En este sentido ha reafirmado que la petición de investigación sobre su persona del juez del caso ‘Dina’ quedará en nada.

 

Igualmente ha criticado al PP que le acuse de cosas «verosímiles», como querer una república para España. Incluso, en un tono irónico ha tirado del refranero español en varias ocasiones: «Se cree el ladrón que todos son de su condición».

Así lo ha detallado en el Pleno del Senado tras una pregunta parlamentaria de la senadora popular María Salon; quien le ha calificado de «machista» y un político «incoherente» al acogerse al aforamiento que antes criticaba y sin el cual estaría ahora imputado.

Pese a que la iniciativa versaba de los compromisos del Gobierno para la Agenda 2030, Salom ha sacado a colación la situación judicial del también líder de Podemos para cuestionarle su cambio de criterio, dado que antes proponía suprimir el aforamiento de los políticos al entender que era algo propio de la «casta».

«¿Qué Pablo Iglesias es? ¿El de Vallecas o el de Galapagar»?

«¿Quién es usted, el de Vallecas o el de Galapagar?», le ha cuestionado la senadora popular. Seguidamente ha subrayado que Iglesias se ha «convertido en todo lo que criticaba» y de estar invadiendo las instituciones para su «beneficio» con el «beneplácito» del PP.

Además, le ha preguntado por qué está tan seguro de que el Tribunal Supremo no le va a investigar, tras decir varias veces que no concibe esa posibilidad, y si esas palabras las desliza porque maneja «información privilegiada», ya sea por algunos miembros de la Fiscalía o por el mismo presidente, Pedro Sánchez.

Frente a estas palabras, Iglesias ha señalado que no es necesario tener información privilegiada; porque solo basta ver el criterio previo de la justicia para conocer el recorrido que tendrá esas acusaciones.

Iglesias ironiza: «De lo que me acusan es de ser dirigente del PP»

Tras ello, el vicepresidente segundo ha relatado que el PP les han acusado de tener «cuentas en paraísos fiscales»; de financiación «ilegal», de cometer delitos en las obras de su nueva sede o incluso de machismo.

«Lo que me está acusando es de ser dirigente del PP», ha ironizado para requerir a la senadora del PP que lance acusaciones más verosímiles, como el querer más impuestos a las capas más ricas de la sociedad, el aspirar a una banca pública o querer «una república para su patria».

Finalmente, Iglesias ha concluido al decir que existe un refrán «cruel» que le «viene al pelo» al PP: «Cree el ladrón que todos son de su condición».

Pidió «nulidad radical» sobre la petición para que el Supremo le investigue 

El vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias, recurrió ante la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional la exposición razonada que elevó el juez Manuel García Castellón al Tribunal Supremo solicitando que se le investigue por tres delitos por su presunta implicación en la pieza ‘Dina’ del caso ‘Tándem’.

En el recurso de apelación solicita que se declare la «nulidad radical» del auto dictado por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6. Auto con el que concluye la instrucción llevada a cabo por el robo del móvil de la exasesora de Podemos Dina Bousselham en 2015;y en el que ha propuesto juzgar al comisario jubilado y en prisión provisional José Manuel Villarejo y dos periodistas, así como la solicitud de investigación en el alto tribunal.

El magistrado instructor apuntó en su resolución dirigida al Tribunal Supremo que hay indicios de que Pablo Iglesias habría cometido los delitos de descubrimiento y revelación de secretos; con agravante de género, daños informáticos y acusación o denuncia falsa y/o simulación del delito por supuestamente «fingir» ser una víctima del caso ‘Dina’ para obtener beneficios electorales.

El juez de la Audiencia Nacional pidió al Supremo que investigue a Pablo Iglesias por tres delitos; a la exdirectora de los servicios jurídicos de Podemos y vicepresidenta tercera del Congreso Gloria Elizo. Así como a los letrados de esta formación Marta Flor Nuñez y Raúl Carballedo por los mismos delitos, así como a la propia ex asesora Dina Bousselham y Ricardo Dasaferreira por falso testimonio.