Mamen Sánchez y los juzgados… La gestión de la alcaldesa (PSOE) sufre un duro revés en su intento de intentar evitar que Antonio Saldaña asumiera su cargo como portavoz del Grupo Municipal del Partido Popular. De momento, tras varios meses, el concejal jerezano no ha recibido retribución alguna, como sí han recibido los portavoces del resto de partidos de la oposición: Ciudadanos, Ganemos y Unidas Podemos.

Ahora, Antonio Cortés Copete, Magistrado del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 1 de Jerez, decreta medidas cautelares que obligan a Mamen Sánchez a reconocer a Antonio Saldaña como portavoz en el pleno municipal. El Partido Popular comunicó en junio que nombraban a Saldaña como nuevo portavoz del grupo municipal; sustituyendo así al popular Antonio Montero. Pero Mamen Sánchez, ante la «posible oportunidad de debilitar a un rival», y pese a que cada partido puede elegir libremente a su portavoz, decidió bloquear la elección. Sánchez se excusó en normativas municipales para negarle el puesto y el salario a Saldaña, pese que ya no abonaba la percepción por dicho cargo a Montero; y así, durante cinco meses, Antonio Saldaña ha ejercido de portavoz de la oposición sin cobrar.

Los concejales populares denunciaron la acción de Mamen Sánchez

Todos los concejales del Partido Popular, a excepción de Antonio Montero, interpusieron ante el Juzgado un recurso contencioso-administrativo para la protección de los Derechos Fundamentales. Requerían que un juez tomara parte por “la negativa de Mamen Sánchez a reconocer la designación de Antonio Saldaña como portavoz del Grupo Municipal Popular.

Manifiestan en su argumentación, a la que ha tenido acceso El MIRA, que «en un primer momento se dio de alta en la Seguridad Social al señor Saldaña como portavoz del Grupo, y después se corrigió. Es tal corrección la actuación administrativa impugnada. Estiman que el retraso en la sentencia puede causar a Saldaña, y al grupo municipal, un perjuicio difícilmente reparable«. En este sentido, hay que incidir que en un país democrático, la oposición debe de contar con las mismas armas que hagan posible trabajar por el control de la gestión del Gobierno. Si el Gobierno Local coarta estas armas de forma dictatorial, se acerca más a gestiones más usuales de dictaduras bolivarianas.

Así, el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 1 de Jerez, ha estimado la solicitud de medidas cautelares. Suspende de esta forma el bloqueo interpuesto por Mamen Sánchez. Esta medida cautelar estará en vigor hasta que haya sentencia. Hay que destacar a su vez que conta esta medida cabe interponer recurso de apelación ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia en el plazo de quince días.