El presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha reclamado este martes a todos los partidos políticos, durante su discurso en la primera jornada del Debate sobre el estado de la Comunidad que se celebra en el Parlamento, su apoyo al Presupuesto andaluz para 2021, que en las «próximas semanas» aprobará el Consejo de Gobierno, y que será el «más alto de la historia» de la comunidad, al superar los 40.000 millones de euros.

 

«Todos somos conscientes de que las cuentas del próximo año son una herramienta imprescindible para dar a los andaluces una respuesta adecuada en la actual situación» de la crisis provocada por la pandemia del coronavirus, según ha señalado el presidente, quien ha expresado su voluntad de que sea un presupuesto «negociado y acordado con todos, que signifique un aval de confianza, estabilidad y credibilidad para Andalucía».

Según ha expuesto el presidente, el Presupuesto dibujará el plan para Andalucía y, más que nunca; «necesitamos contar lo antes posible con este plan adaptado a las exigencias de la coronacrisis». «El Gobierno andaluz está haciendo un enorme esfuerzo para presentar un presupuesto solvente, útil y dialogado», según ha sentenciado.

Un presupuesto de más de 40.000 millones de euros 

En este sentido, ha anunciado ante el Pleno que, en las próximas semanas, el Consejo de Gobierno aprobará el proyecto de Ley de Presupuestos para el próximo año, que ascenderá a más de 40.000 millones de euros. «Frente al peor enemigo que hemos tenido nunca, contaremos con el mayor presupuesto que supone un 3% más que el 2020«, según Moreno. Además, ha recalcado que será el presupuesto «más alto de la historia de nuestra comunidad autónoma».

Ha indicado que ya está la cantidad y ahora hay que saber «seguir dándole forma y establecer prioridades». De esta manera, cuenta con el «compromiso» de cada uno de los grupos políticos.

«Tenemos tiempo y el Gobierno tiene voluntad de negociar y acordar tanto antes de su presentación como en la posterior tramitación parlamentaria»; según ha señalado el presidente, quien ha confiado en que «nadie cierre esta posibilidad con posiciones preestablecidas, sin dar oportunidad al diálogo».

El presidente de la Junta ha añadido que, incluso después de su aprobación, una vez que Andalucía reciba los fondos europeos extraordinarios, las cuentas seguirán abiertas para negociar también el destino definitivo de estos recursos. «Serán, por tanto, los presupuestos más abiertos a la participación de los grupos parlamentarios que haya tenido nunca Andalucía», según Moreno, quien ha destacado que todos estamos de acuerdo «en que, en la actual situación, las prioridades deben ser la sanidad y la educación».

«Si de verdad esta es la prioridad, y dialogan con honestidad y realismo, no van a tener ningún problema en apoyar las cuentas. Esa es también la voluntad del Gobierno», ha dicho Moreno a los partidos.

Moreno: «Los presupuestos deben ser el motor de la recuperación económica»

Asimismo, el presidente ha destacado que el Presupuesto «debe ser motor de la recuperación económica», de manera que el segundo eje prioritario será apoyar inversiones que actúen como estímulo de nuestro tejido productivo e impulsen la reactivación económica y el empleo, con el objetivo de que Andalucía salga cuanto antes de la recesión económica provocada por la pandemia y que tan gravemente está afectando a España.

Durante su intervención, el presidente también ha anunciado que, en 2021, no se subirán impuestos en Andalucía y se mantendrá la bajada del tramo autonómico del IRPF ya prevista, «porque bajando impuestos aumenta la actividad económica y, por tanto, la recaudación, como ha quedado demostrado en 2019».

Así, ha expuesto que tras la supresión del Impuesto de Sucesiones y Donaciones hay 126.000 contribuyentes más en Andalucía; de los que más de 9.000 tienen rentas de más de 60.000 euros. Además, según ha apuntado, la recaudación de la renta ha aumentado en 650 millones de euros: Por cada euro que hemos dejado de recaudar por Impuesto de Sucesiones y Donaciones hemos recaudados cuatro euros por IRPF.

Moreno ha insistido en que con el Presupuesto para 2021, su Gobierno hace una propuesta «asumible para todos los grupos políticos». El presidente quiere que sea un presupuesto «negociado y acordado con todos. Que signifique un aval de confianza, estabilidad y credibilidad para Andalucía».

«El camino del diálogo y el acuerdo es, sin duda, el que más beneficios tendrá para Andalucía. Por ello, que nunca me voy a cansar de tender la mano y buscar consensos», ha sentenciado el presidente de la Junta.