El Ayuntamiento de Jaén ha tomado la determinación de suspender la tradicional procesión y romería de la copatrona de la ciudad, Santa Catalina de Alejandría, que debería celebrarse el 25 de noviembre, festivo local.

La decisión ha sido adoptada de la mano de la Comisión Gestora de la Cofradía, según ha precisado este martes el concejal de Cultura; José Manuel Higueras, en vistas de la situación sanitaria actual y para atender las medidas impuestas por las autoridades sanitarias andaluzas para evitar la propagación de la covid-19.

«Lamentamos tener que adoptar esta medida, pero lo principal en estos momentos es optar por la prudencia. Atender a lo dispuesto por los responsables sanitarios de la Junta y, en definitiva, velar por la salud de los vecinos», ha afirmado en una nota el edil.

Al respecto, el presidente de la Agrupación de Cofradías de Jaén, Francisco José Latorre, ha explicado que la Comisión Gestora de la Cofradía de Santa Catalina de Alejandría respalda la decisión de la Administración local y, de hecho, ya había optado por la suspensión del tradicional pregón.

Eucaristía prevista para el día 25 

Sí se mantienen, salvo que la evolución de la pandemia imponga nuevas restricciones a la movilidad y las concentraciones de personas, el triduo en honor de Santa Catalina de Alejandría, los próximos días 22, 23 y 24 de noviembre. Del mismo modo, el 25 de ese mes, la Cofradía celebrará el día de la copatrona de Jaén con una eucaristía prevista a las 12,00 horas en la parroquia de la Inmaculada y San Pedro Pascual.

De esta forma, la imagen permanecerá este año en este templo del barrio de La Glorieta, desde donde, en condiciones normales, habría partido para dirigirse hacia el Castillo de Santa Catalina. En su entorno, en el cerro del mismo nombre, los jiennenses celebran una jornada de convivencia con familiares y amigos en la que no suelen faltan buenas viandas, entre las que tienen un lugar destacado las migas y sardinas.