Las manos a la cabeza se lleva la Asociación del Centro Histórico de Jerez, quien siente «tristeza y sonrojo» al ver como alquitranan calles que debían estar adoquinadas. Manifiestan a través de una publicación en su cuenta oficial en redes sociales que son «imágenes que dan vergüenza».

Calle Corredera alquitranado marea negra Jerez centro
Operarios alquitranan la Calle Corredera, en el centro histórico de Jerez

Manifiestan que «están asfaltando la Calle Corredera. Saltándose la paralización de obras que impuso la Junta de Andalucía y que conllevará una multa que podría llegar al millón de euros. Están asfaltando sin haber previsto, sin haberse preocupado y sin haber dialogado, disfrazando ahora de victimismo político su propia ignorancia».

«Hacen de Jerez una ciudad más vulgar, más triste y más rota»

Aseguran desde esta organización que el Gobierno de Mamen Sánchez «está asfaltando de forma unilateral. El mismo Ayuntamiento de Jerez que se le llena la boca de querer buscar un amplio consenso pero solo se sienta y sale en la foto con los pocos que, por interés, les aplauden sus ideas».

Mamen Sánchez «está metiendo una autovía en pleno centro de Jerez»

«Están asfaltando a base de repetir mentiras, retorcer los motivos y construir justificaciones que insultan cualquier pensamiento crítico. Metiendo una autovía en pleno centro de Jerez aumentará el tráfico rodado; disparará el ruido de los coches; será más peligroso para la movilidad de los peatones; aumentará la temperatura; facilitará las inundaciones en época de lluvia… entre otros efectos nocivos», lamentan.

Los vecinos del centro de Jerez se llevan las manos a la cabeza: «Están asfaltando parques, están llenando de alquitrán el paisaje histórico de nuestra ciudad; están destrozando el pavimento para poner losas de granito ya llenas de churretones de grasa y suciedad. Están asfaltando y eso empobrece nuestra ciudad. Hacen de Jerez una ciudad más vulgar, más triste y más rota. Una ciudad en manos de unos pocos y dirigida por personajes con nula sensibilidad ni visión estratégica del valor del centro histórico y todo su patrimonio».

Lanzan un claro mensaje a los jerezanos: «Que no te engañen con sus titulares. Con el asfalto, queda de manifiesto el coche por encima de las personas; el humo por encima de la habitabilidad; las mentiras por encima del diálogo y el dinero de las empresas por encima de la vida de los hogares. Están asfaltando. Y algo de aquel Jerez diferente y vivo, se queda enterrado bajo el alquitrán».

Multa millonaria por saltarse a la Junta de Andalucía

Hay que recordar que destruir el adoquinado puede salir a Mamen Sánchez 1 millón de euros de multa. Una cifra astronómica que saldrá de los impuestos que pagan los jerezanos.

Hay que recordar que la alcaldesa de Jerez se ha propuesto la eliminación del adoquinado. Lo hace a través de un Proyecto de Regeneración de las Calles del Centro Histórico de Jerez para la Reducción de la Contaminación Acústica. Es decir, que la circulación por las calles de los vehículos no produzca el ruido habitual a su paso; y que por ello, el Director General de Patrimonio Histórico y Documental, había informado al Ayuntamiento de Jerez que si quería eliminar el adoquinado del centro de la ciudad debía solicitar permiso a la Junta de Andalucía. De no hacerlo podría incurrir en sanciones que podrían llegar a 1 millón de euros. Pues bien, ha ocurrido. Una alcaldesa que sigue en el disparadero continuamente por su gestión, siendo ya acusada Mamen Sánchez de llevar al Ayuntamiento de Jerez a la bancarrota.

Ahora, son los propios vecinos, los primeros que denunciaron este atropello, los que se unen a la visión del área de Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía. El objetivo de Patrimonio Histórico es preservar el pavimento; un valor de singularidad de la ciudad y parte de su identidad; conforme al criterio mantenido por el Jefe del Departamento de Conservación de esta Delegación Territorial. Este considera que la retirada del mismo supone la perdida de la homogeneidad estética y material del conjunto del espacio viaria. Y con ello la contaminación visual o perceptiva del Centro Histórico contraviniendo lo establecido en el artículo 19 de la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía.