El Granada CF se ha impuesto al Deportivo Alavés (2-1) en un nuevo ejercicio de orgullo y valor del equipo rojiblanco, que apenas notó el desgaste del jueves y logró superar en la segunda parte a un rival que apretó en un duelo intenso. Con esta victoria, el Granada se coloca líder de la Liga Santander, tras sumar dos victorias en dos partidos.

La primera parte mostró a un Granada muy aguerrido y concentrado. Fruto de su intensidad desde inicio encontró pronto el camino del gol. Lo allanó por Machis con una estupenda carrea y lo culminó Soldado con un remate soberbio. El Alavés, que cuenta con un importante arsenal ofensivo, alcanzó el empate poco tiempo después gracias a Joselu.

El segundo acto se guió por un patrón parecido. Ambos equipos buscaron el botín de los tres puntos con valentía. El conjunto vitoriano lo rozó en una acción de Edgar Méndez que desvió Rui Silva de puros reflejos. Desde el susto hasta 2-1 final para los rojiblancos transcurrió escaso tiempo. Llegó en un centro de Montoro que Machis materializó en gol en dos tiempos.