Los Mossos d’Esquadra del Área Regional de Tráfico de la Región Policial del Campo de Tarragona han detenido al conductor de un Ferrari que circulaba a 216 kilómetros por hora, bajo los efectos del alcohol y sin permiso de conducir. El infractor es un hombre de 37 años, de nacionalidad española era vecino de la localidad catalana de Vallirana. Por todo lo acontecido y tras pasar la noche en prisión, pasará el próximo lunes a disposición judicial por un delito contra la seguridad vial.

Los hechos se produjeron el pasado miércoles. Sobre las 15:30 horas, los agentes de los Mossos presentes en un control policial captaron al infractor conduciendo un Ferrari a 216 kilómetros por hora. Concretamente, el control se ubicaba en el kilómetro 226,5 de la AP-7 a la altura del municipio de Roda de Berà, en Tarragona.

El conductor del Ferrari prácticamente duplicaba la velocidad permitida en la vida, siendo la velocidad máxima permitida de 120 kilómetros por hora.

Duplicaba la tasa de alcoholemia

En el momento de su detención, previa identificación, los agentes de los Mossos descubrieron que el conductor tenía el permiso de conducir retirado por una orden judicial. Asimismo, fue sometido a un control de alcoholemia, reflejando un resultado positivo con una tasa de 0,40 miligramos de alcohol por litro de aire expirado.

En este sentido, hay que recordar que se trata también de prácticamente el doble de la tasa permitida. La DGT sanciona a aquellos conductores que, tras la prueba del alcoholímetro, den como resultado una cifra superior a 0,25 miligramos por litro en aire espirado, mientras que, en sangre, la tasa máxima permitida es de 0,5 gramos por litro. Por su parte, los conductores profesionales y los noveles (primeros 12 meses desde la obtención del permiso de conducir) tienen una tasa máxima legal de 0,15 miligramos por litro en aire espirado. Y de 0,3 gramos por litro en sangre.

El conductor deberá comparecer el próximo lunes ante el juzgado de instrucción en funciones de guardia de El Vendrell. Se le acusa de un presunto delito contra la seguridad vial.

Multas por exceso de velocidad

Las multas por exceso de velocidad se diferencian entre aquellas por infracciones graves o muy graves. Las graves son aquellas en las que se supera hasta en 70 km/h el límite de velocidad establecido. Mientras, en las que se supere más de esta velocidad serán consideradas infracciones muy graves. En este caso, el Ferrari circulaba a 216 kilómetros por hora, siendo la velocidad máxima permitida de 120 kilómetros por hora.

Dentro de las infracciones graves, la cuantía de la multa y la retirada de puntos va aumentando cuánto más se exceda el límite de velocidad.  Por otro lado, en cuando a las infracciones muy graves, son aquellas que exceden en más de 50 km/h la velocidad permitida en zonas limitadas a 30 km/h, 40 km/h y 50 km/h, y en más de 70 km/h aquellas carreteras en las que la velocidad máxima permitida es 60 km/h, 70 km/h, 80 km/h, 90 km/h, 100 km/h, 110 km/h, 120 km/h. En estos casos la multa consistirá en 600 euros y retirada de 6 puntos del carné.

Además, aquellos que circulen con un vehículo de motor o ciclomotor a una velocidad que supere en 60 km/h a la permitida en una zona urbana, o en 80 km/h al límite en una zona interurbana, podría enfrentarse a una pena de 3 a 6 meses de prisión o a la multa de 6 a 12 meses y trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días. En cualquiera de los casos señalados anteriormente se enfrentan a la privación del derecho a conducir de 1 a 4 años.