El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, piensa ahora en el confinamiento general de España como una opción para volver a frenar el avance de la pandemia del Covid-19.

Aunque es cierto, que Sánchez ha vuelto a descartar volver a confinar a España entera. Sin embargo, esta vez ha expresado que «no se puede cerrar ninguna puerta, porque el virus sigue siendo un agente desconocido».

Por otra parte, el presidente del Gobierno ha señalado que acudirá a la reunión con Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, con la intención de ayudar. «Sin juzgar, ni evaluar».

En una entrevista realizada en La Sexta, Pedro Sánchez ha asegurado que el objetivo es doblegar la curva de contagios. Por ello dice, se pondrá de lado de la presidenta madrileña, dada la complicada situación de la Comunidad de Madrid.

Además, Sánchez ha manifestado que espera que las medidas de confinamiento anunciadas por la Comunidad de Madrid sean útiles. El jefe del Ejecutivo cree que «habrán sido propuestas por los especialistas en epidemiología de la comunidad en estos temas, y que se habrán tomado desde un punto de vista técnico».

«Yo espero que lo sean y de verdad que creo que el Gobierno de España está haciendo un esfuerzo desde el principio de ayudar a todas las Comunidades, y también especialmente a Madrid», ha confesado.

Pedro Sánchez confía en los expertos de cada Comunidad

«Nosotros estamos ayudando con el mayor número de recursos posibles», afirma Sánchez. A su vez, matiza que las valoraciones de «las medidas que se hayan podido localizar en unos distritos o en otros», las tendrán que hacer «los expertos de la Comunidad de Madrid».

En este sentido, Sánchez ha recalcado en varias ocasiones que son las comunidades autónomas las que tienen las competencias sobre Sanidad y que a partir de ahí, el Gobierno pondrá a disposición de Madrid los recursos del Estado.

Reconoce que hay que «reforzar la cooperación con las Comunidades»

Pedro Sánchez, además ha reconocido que «hay que reforzar la cooperación con las Comunidades Autónomas desde el Gobierno». «Estamos dando una muestra de coordinación, pero los datos son preocupantes, y tenemos que reforzarla».

También ha recordado que las Comunidades autónomas tienen la posibilidad de acudir al Congreso a solicitar un «estado de alarma territorializado» si así lo consideran necesario.

En este sentido, ha garantizado que tendrán los apoyos parlamentarios que a él no le dieron otros grupos parlamentarios en las últimas prórrogas que impulsó el Gobierno del estado de alarma.

A este respecto, ha afirmado que si entraran en un «concursos de reproches», hay quien señala que podrían haber sido más eficaces en la lucha contra el virus si se hubiera alargado unas semanas más el estado de alarma, como quería el Gobierno, pero ha recordado que el PP se negó, y también muchos de sus gobiernos autonómicos.

«Ahora estamos en la situación que estamos. El reproche para lo único que vale es para separarnos, desviarnos la atención de donde está, que es en doblegar la curva, en ayudarnos mutuamente y ser responsables», ha añadido.

Preguntado sobre si cree que la situación de la pandemia en algunas Comunidades tiene que ver con la improvisación de medidas o con la falta de medios en la Sanidad Pública, Sánchez se ha negado a entrar en esas consideraciones porque «sería injusto», ya que «hay Comunidades en las que se ha hecho un trabajo extraordinario».

Pedro Sánchez, dispuesto a realizar una auditoría sobre la gestión de su Gobierno durante la pandemia

En cuanto al avance de la pandemia en su conjunto, Sánchez ha evitado explicar por qué España es uno de los países con peores datos de contagios en Europa en la segunda ola del coronavirus.

H explicado que se trata de una ola distinta, con un crecimiento más lento que en la primera, con una letalidad más baja, subrayando que ahora se detectan a 6 de cada 10 contagiados, mientras que en la primera fase esa proporción era solo de 1 de cada 10.

Además, ha asegurado que «el sistema está mucho más preparado». Aunque ha reconocido que «los datos invitan a la preocupación» y que, por ello, hay que reforzar la cooperación entre las Comunidades Autónomas y el Ejecutivo central.

Preguntado sobre si está dispuesto a realizar en el futuro una auditoria sobre la gestión de la pandemia, ha afirmado que no tiene «ningún problema» en hacerla. «Nosotros estamos dispuestos siempre a mejorar», ha apostillado.