Dejan libres desde el Gobierno de Pedro Sánchez a 11 inmigrantes de origen magrebí. Estos viajaban en patera junto a un contagiado por coronavirus. Llegaron a las costas de Almería donde los rescataron. Debían estar en cuarentena 14 días.

La Junta de Andalucía les realizó las pruebas PCR dando un primer negativo. Aún así el Gobierno de España debía trasladarlos por medio de Policía Nacional o Guardia Civil según el protocolo de inmigración. Sin embargo, no llevó a cabo este sábado el traslado de los magrebíes sin síntomas a un centro de acogida. No garantizaron el aislamiento obligatorio.

El Gobierno de España se desentiende y la Junta de Andalucía se sorprende

La Delegación del Gobierno en Andalucía señala a ABC que «el traslado de estos inmigrantes no es de su competencias pues no están detenidas». Echan balones fuera y apuntan a  que asuma el traslado la Consejería de Salud y Familias. Esta decisión del equipo de Pedro Sánchez hace colisión frontal con la colaboración mutua de ambas administraciones. Así como también contra la propia resolución que establece que «las personas negativas se trasladarán a cargo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, tal y como se ha realizado en todos los traslados anteriores».

El inmigrante que había dado positivo el pasado 16 de septiembre ha realizado el confinamiento bajo la tutela de la Junta de Andalucía. Los 11 compañeros del contagiado están en paradero desconocido. Debían haber sido confinados, pero tras no ser trasladados a un centro de acogida por el Gobierno, se desconoce donde se encuentran.

¿Cómo es el procedimiento ante inmigrantes positivos con coronavirus?

En plena lucha contra el coronavirus, las medidas son excepcionales. Así, los inmigrantes que llegan de manera irregular a las costas andaluzas, son llevados a centros de atención temporal del Gobierno central. Nada más llegar, la Junta de Andalucía lleva a cabo las pruebas PCR para conocer si están contagiados o están libres de Covid-19. Deben quedar libres a los tres días, según dicta la Ley de Extranjería. Sin embargo si hay razones sanitarias que aconsejen la cuarentena, deben quedar a custodia de las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado. Los «contactos de patera deben hacer cuarentena, aun siendo inicialmente negativos», por lo que no se ha cumplido el procedimiento.

La Junta de Andalucía, ante la falta de acción en este caso del gobierno de Pedro Sánchez, planteó el aislamiento obligatorio por razones de salud pública.

La Junta de Andalucía actúa y habilitará nuevos espacios para la cuarentena de inmigrantes

El consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, ha afirmado este viernes que el Gobierno andaluz estudia habilitar un tercer espacio temporal para la cuarentena de inmigrantes llegados en patera con un positivo PCR. De esta forma si ocurre una situación similar como con los rescatados en el Mar de Alborán, y el Gobierno de Pedro Sánchez se desentiende, la administración andaluza propondrá la solución. Para dichos positivos y para quienes viajan o tienen contacto con él, ya hay centros en Víznar (Granada) o en Algeciras (Cádiz).

Jesús  Aguirre reconoce que en los últimos días hay «un mayor flujo de pateras» del esperado, por lo que la Junta quiere contar con un «retén suficiente» para poder acoger a casos confirmados y sospechoso «por si colapsa» alguno de los otros dos centros.

El albergue Inturjoven de Almería, dependiente de la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo de la Junta de Andalucía, es uno de los espacios planteados. Aunque las negociaciones continúan abiertas y se barajan otras opciones fuera de la provincia almeriense.

El consejero pide no «demonizar» a los inmigrantes que vienen en patera: «El volumen de positivos no es alto, es llamativo pero si lo comparamos con la población en general.