Es algo necesario. La distorsión de la realidad y el invento interesado de información manipulada a través de bulos y fake news para confundir a la población, crece por minutos. Es fácil aprovechar la difusión que alcanzan ciertos mensajes en las redes sociales, y el Gobierno de Andalucía quiere poner solución.

En este sentido, la Junta de Andalucía ha abierto una ventana para combatir la difusión de bulos entre la ciudadanía. Con este fin, el portal de la Junta ha incorporado una sección denominada ‘Alerta: bulos’. Está dirigida a detectar y aclarar estas ‘fake news’ que se distribuyen desde diversos canales.

El Gobierno autonómico garantiza con esta medida el derecho de los ciudadanos a recibir una información veraz y rigurosa. El objetivo es ofrecer este requisito imprescindible para la toma de decisiones basadas en hechos objetivos.

Incremento de bulos y noticias falsas en las redes sociales

Desde la Junta justifican que tras «el nacimiento de las redes sociales se muestra en los últimos años en un incremento en el flujo de noticias. Así como también en la velocidad con que las reciben los ciudadanos. Esto supone que, en ocasiones, difundan ‘fake news’ o noticias que no son adecuadamente contrastadas».

Es así que, «en un ejercicio de responsabilidad social, el Gobierno de Andalucía ha apostado por habilitar este instrumento. Su objetivo es facilitar a la población general y a los medios de comunicación el acceder a las noticias de la Administración desde fuentes fidedignas«.

Las últimas semanas, aprovechando la pandemia del coronavirus, han sido varios los bulos que se han difundido en las redes con el objetivo de crear alarmismo. Recientemente, como el falso cierre de la unidad de Cirugía Cardiovascular del Hospital Virgen Macarena, en Sevilla; o la contratación inexistente de una empresa para el reparto de mascarillas gratuitas. Incluso el propio líder del PSOE, Manuel Jiménez Barrios, llegó a leer en el Parlamento de Andalucía una falsa carta de una supuesta enfermera que hasta la propia Policía Nacional había informado que era falsa. Es decir, llegó a difundir un bulo que desmintió la propia policía.