El objetivo es claro: Frenar el contagio del coronavirus en Madrid. Para lograrlo, más de 200 efectivos policiales se dedicarán «exclusivamente» a los 60 controles que se establecerán en los perímetros de las zonas básicas de salud de los seis distritos de la capital que desde este lunes tendrán restringido su movimiento. Esto es parte de las nuevas medidas adoptadas por la Comunidad de Madrid para frenar la pandemia del Covid.

La delegada de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid, Inmaculada Sanz, afirma que estas medidas de seguridad «servirán, por otro lado, para garantizar los aislamientos domiciliarios de las personas con PCR positivas». Así lo ha adelantado tras la reunión mantenida este domingo en el ámbito del Platercam (Plan Territorial de Protección Civil) en la sede de la Agencia de Seguridad y Emergencias 112. Esta sesión se lleva a cabo de cara a la entrada en vigor de las medidas anunciadas el viernes. Han estado presentes, el delegado del Gobierno, José Manuel Franco; los consejeros de Sanidad y Justicia; y responsables de seguridad de los otros municipios afectados (Fuenlabrada, Humanes de Madrid, Moraleja de Enmedio, Parla, Getafe, San Sebastián de los Reyes y Alcobendas).

En este sentido, la delegada ha señalado que la Policía municipal tiene «prácticamente diseñados» todos sus dispositivos. Buscan así ser «más eficaces en el cumplimiento del orden», una función en la que colaborará con Policía Nacional.

Sanz manifiesta que «el Ayuntamiento de Madrid va a volcar todos sus servicios públicos para ayudar a esas zonas donde hay más incidencia del coronavirus. Por supuesto decía antes la presencia policial, pero también desde luego volcar nuestros servicios sociales. Es evidente que también vamos a necesitar un refuerzo muy importante». Además indica que se trabajará para que las personas en mayor vulnerabilidad y afectadas por las restricciones puedan dar «efectivo cumplimiento» a las mismas con herramientas como Madrid Salud o Samur Protección Civil.

La delegada informa que desde el Consistorio se han establecido puntos informativos, hasta ahora, en cuatro distritos: Usera; Carabanchel; Villaverde y Puente de Vallecas. Estos ahora se van a establecer de «forma más continua». «Vamos a colaborar en todo lo que se nos pida respecto a las medidas que se van a tomar como son los test masivos, que son fundamentales desde luego para parar esta pandemia, para detectar el virus». Sanz espera que las medidas «lleguen a buen puerto» para atajar una evolución de la pandemia que ven «con lógica preocupación».

850.000 madrileños afectados por las nuevas restricciones

Hay que recordar que este lunes 21 de septiembre entran en vigor las medidas de restricción anunciadas por el Gobierno de la Comunidad de Madrid. Afectarán a 37 zonas básicas de salud de la región madrileña. El objetivo es controlar la expansión del coronavirus y que afectarán a más de 850.000 madrileños en cuanto a la movilidad y su ámbito social.

Tendrá una duración mínima de 14 días

Une de las medidas anti-coronavirus que afectará a toda la Comunidad de Madrid es la limitación de las reuniones en espacios públicos y privados. Pasa de 10 a 6 personas en todos los municipios. Las medidas afectarán a a 855.193 personas de 37 áreas de 6 distritos de la capital y a 8 municipios. Es el 13% de la población en la Comunidad.

¿Qué se puede hacer y qué no?

No se podrá ni entrar ni salir en las zonas afectadas a partir del lunes. Está restringida la entrada y la salida salvo para ir a trabajar, obligaciones legales o educativas. Se puede circular por ellas si es el paso hacia otro destino. El desplazamiento al lugar de trabajo está permitido, así como acudir a centros escolares; sanitarios; bancos; a cuidar a personas con necesidades especiales, dificultad de la movilidad o personas mayores; o por motivos de fuerza mayor.

Siempre, en todos estos casos, hay que llevar un documento que justifique el desplazamiento. Se puede pasear, pero no en los parques y jardines, los cuales quedan clausurados.

El número máximo de personas que pueden estar reunidas pasa de 10 a 6, salvo que se trate de personas o familias que viven juntas en el mismo domicilio.

Se reduce el aforo en los gimnasios al 50% y la práctica deportiva grupal se reduce a 6 personas. En bares y restaurantes se reducen los aforos al 50%, y se suspende el servicio en barra. La ocupación máxima en mesas será de 6 personas y el horario de cierre sigue siendo a las 22:00 horas. ¿Algo positivo? Se permite el reparto a domicilio. El aforo para cines, teatros, conciertos, ir de compras en tiendas, es del 50%.