Modifican la regulación para el uso de patinetes eléctricos en Sevilla

Los patinetes eléctricos podrán circular por carriles bici, zonas 20 y 30 y vías de un carril por sentido con limitación a 30 kilómetros por hora

El Pleno del Ayuntamiento de Sevilla, reunido el día 19 de septiembre en sesión ordinaria, ha aprobado (con los votos contrarios de los grupos VOX y Ciudadanos, la abstención del PP y los síes de PSOE y Adelante Sevilla) la modificación de la Ordenanza de Circulación para establecer una regulación sobre los vehículos de movilidad personal, determinando usos, velocidad, zonas y potencia con la que pueden circular en el caso urbano de la ciudad de Sevilla.

Se trata de regular la circulación de esta modalidad de vehículos salvaguardando las aceras para los peatones y, por tanto, la seguridad e integridad física de estos, y garantizando que puedan utilizar los carriles bici, las zonas de limitación 20 y 30 y el resto de vías con un carril por sentido y limitación a 30 kilómetros por hora que no tengan carriles bici, salvo las peatonales.

No es una ordenanza restrictiva, sino que ordena este tipo de movilidad sostenible que está creciendo en todas las ciudades, haciéndola compatible con la movilidad del peatón y prohibiendo taxativamente que puedan aparcar en aceras”, según ha desgranado el delegado de Gobernación y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, quien ha destacado ante el Pleno el amplio proceso de participación desplegado para diseñar la modificación de la Ordenanza de Circulación.

En este proceso participativo se tuvieron en cuenta inicialmente las aportaciones de distintas entidades y colectivos así como de la ciudadanía a través de la plataforma Decide Sevilla, con cerca de 140 propuestas, además de las alegaciones presentadas tras la aprobación inicial del Pleno el pasado mayo.

La modificación ordena un tipo de vehículos eléctricos para movilidad personal que ha proliferado en los últimos años en todas las ciudades y también en múltiples variedades, como los monociclos eléctricos, segways, patinetes o hoverboards. Para ello, se toma como referencia la regulación incluida en la ordenanza de circulación de Sevilla, así como las últimas instrucciones al respecto de la Dirección General de Tráfico.

Este documento establece una clasificación de los vehículos de movilidad personal. De esta forma, tendrán autorización municipal para circular los denominados como vehículos autoequilibrados (monociclos eléctricos, segway y hoverboard), así como los patinetes eléctricos sin sillín siempre que cumplan una serie de condiciones y de requisitos básicos.

Aquellos que no cumplan estos requisitos, basados en la propia ordenanza municipal ya en vigor, no podrán circular. En el caso de los patinetes con sillín, el Ayuntamiento, tal y como establece la directiva europea, los considerará ciclomotores, quedando sujetos a las condiciones y regulación de la DGT para estos vehículos.

Los requisitos básicos para disponer de autorización municipal para circular son los siguientes:
  • Monociclos eléctricos: un máximo de 15 kilos, una potencia inferior a 500w y una velocidad de menos de 20 kilómetros hora.
  • Hoverboard: menos de 15 kilos, potencia máxima de 700w y un límite de 20 kilómetros hora.
  • Segway: menos de 30 kilos, potencia inferior a 1.000 w y un límite de 20 kilómetros hora.
  • Patinetes eléctricos sin sillín: menos de 15 kilos, un máximo de 250 w y un límite de 25 kilómetros hora

En consecuencia, siempre que se cumplan los requisitos, los vehículos de movilidad personal podrán circular por los carriles bici de la ciudad y por las zonas declaradas como 20 y 30, así como en calzadas de vías de un único sentido donde no exista un carril bici y tenga limitación de velocidad a 30 kilómetros por hora, siempre que lo hagan por el centro de la propia calzada –queda pues prohibido la circulación por grandes avenidas por lógicas cuestiones de seguridad vial–.

Como norma general, no deberán circular por aceras y deberán respetar la prioridad de paso de peatones por las zonas a tal efecto determinadas, y especialmente en aquellos itinerarios compartidos donde siempre tendrá prioridad el peatón, así como la señalización general y la normativa sobre tráfico, circulación y seguridad vial, y aquella otra que se pudiera fijar expresamente al efecto por las autoridades municipales.

Resultarán de aplicación las mismas restricciones en la circulación aplicables para las bicicletas de acuerdo con la ordenanza vigente, especialmente aquellas en las que resulta obligatorio desmontar de la misma en los horarios o fechas establecidos, o en el caso de aglomeraciones de personas que, por cualquier circunstancia, invada la vía ciclista.

Existe una excepción en el caso de los segway. La ordenanza municipal recoge el nivel de riesgo definido por la DGT y en consecuencia establece que deben tener un uso prioritariamente turístico y, por tanto, su utilización queda condicionada a la solicitud de autorización por parte de la propia empresa que los gestione a través del Consorcio de Turismo previo informe del área de Movilidad.

En todos estos casos, además, se fijan una serie de obligaciones y exigencias para los usuarios:
  • En vías ciclistas deberán de circular a velocidad moderada, sin que supere 15 km/h. En caso de itinerarios ciclistas compartidos con el peatón, deberán de reducir la velocidad a 10 km/h. En las zonas declaradas Zona 30 o 20 deberán ajustar su velocidad a la velocidad máxima permitida para dicha vía, sin que en ningún caso puedan exceder de la velocidad de 25 km/h.
  • Los vehículos autoequilibrados que no lleven luces integradas deberán usar luces acopladas al cuerpo delantera, y trasera o reflectante. Los patinetes eléctricos sin sillín, deben estar dotados obligatoriamente de luces delantera, trasera o reflectante y timbre. El uso del alumbrado es obligatorio en horario nocturno y en cualquier otra situación que las circunstancias existentes lo hagan necesario.
  • Serán de uso unipersonal y no podrán transportar viajeros.
  • La edad mínima permitida para circular con un vehículo de los recogidos en el apartado 1 de este artículo es de 15 años. Excepcionalmente se permite la circulación a menores de 15 años, y únicamente por las vías ciclistas, siempre que vayan acompañados de un adulto. En todo caso los menores de 15 años deberán circular con casco protector.
  • Queda prohibido estacionar en las aceras y zonas peatonales. No podrán ser amarrados a elementos de mobiliario urbano, arbolado, señalización de tráfico o aparca bicis.
  • Únicamente se podrá estacionar en los lugares que específicamente se destinen para dichos vehículos.
  • Las y los usuarios de este tipo de vehículos deberán portar en todo momento documentación técnica emitida por el fabricante o importador (basta con la pegatina) en la que consten las características esenciales de los mismos (las dimensiones, el peso en vacío, la potencia y la velocidad máxima), de acuerdo en lo establecido en la normativa vigente en materia etiquetado y rotulación de los productos industriales, así como documento donde conste el marcado CE del producto. El documento podrá ser requerido en cualquier momento por los agentes de la autoridad encargados de vigilar el tráfico. El vehículo deberá ser identificable de forma inequívoca con la documentación, bien por la existencia de un número de serie o bastidor, o bien mediante la clara identificación de marca y modelo del mismo.
  • Queda prohibido conducir utilizando cualquier tipo de casco de audio o auricular conectado a aparatos receptores o reproductores de sonido u otros dispositivos, así como aparatos de telefonía móvil o cualquier otro medio o sistema de comunicación.
  • No está permitida la circulación por las vías públicas de Sevilla con tasas de alcohol superiores, ni con presencia de drogas en el organismo en los términos establecidos en la normativa estatal. El conductor del vehículo estará obligado a someterse a las pruebas para la detección de alcohol o de la presencia de drogas en el organismo, que se practicarán por los agentes de la autoridad encargados de la vigilancia del tráfico.

Para la aplicación de la ordenanza, se incluye un marco sancionador que va desde 50 a 400 euros en función de la gravedad siguiendo los criterios establecidos en la ordenanza. Entre las infracciones muy graves se incluye la circulación con vehículos de movilidad personal no autorizados por la ciudad.