Vuelta al cole: la Junta de Andalucía pide «tranquilidad» 

La viceconsejera de Educación ha insistido en la necesidad de la presencialidad en la educación infantil y primaria y entiende que «es un problema que nos afecta a todos»

La viceconsejera de Educación de la Junta de Andalucía, María del Carmen Castillo, ha insistido en la necesidad de la presencialidad en la educación infantil y primaria.

De esta forma, ha asegurado que se está trabajando «muchísimo» para la vuelta a las aulas en septiembre.

En una entrevista en Canal Sur Radio, recogida por Europa Press, Castillo ha lanzado «un mensaje de tranquilidad».

Además, ha señalado que está «convencida de que todo el mundo está preocupado por la educación porque es un problema que nos afecta a todos». «Ninguna familia es una histérica», ha asegurado.

«Se están haciendo un montón de cosas» para preparar la vuelta a las aulas y «otra cosa es cómo le llega al AMPA o a la familia». Castillo precisa que «son cuestiones distintas».

«A partir de las condiciones que nos estableció la autoridad sanitaria hicimos una instrucción para la vuelta al cole en situación de seguridad».

«También dijimos que se irían actualizando las instrucciones conforme avanzara la pandemia porque la situación cambia», ha detallado.

«Los directores llevan trabajando todo el verano»

Igualmente, la viceconsejera de Educación ha subrayado que «tenemos la costumbre general de poner de manifiesto nuestras preocupaciones transmitiendo a veces una situación que no se corresponde con la realidad».

«Los directores llevan trabajando todo el verano en cómo va a ser el protocolo en el centro», ha indicado.

También ha explicado que en la reunión de este viernes «se verá qué medidas tenemos que cambiar».

«Nosotros nos iremos adaptando a las medidas que vaya diciendo la consejería de Salud», ha asegurado.

Del mismo modo, ha insistido en que «la presencialidad es algo en lo que todo el mundo está de acuerdo desde el punto de vista educativo».

A su juicio es necesario que los niños estén en los centros escolares no solo desde el punto de vista educativo sino también por «conciliación de la vida personal y laboral». También esa presencialidad «va a estar condicionada a las condiciones de salud».