Virus del Nilo: 35 casos sospechosos, 33 hospitalizados y siete en UCI

La edad media de los afectados por el virus del Nilo se sitúa en los 60 años y, entre ellos, hay más hombres (71%) que mujeres

Aumentan las cifras de casos sospechosos relacionados con el virus de la Fiebre del Nilo, provocada por la picadura de un mosquito. Las áreas afectadas son Coria del Río y La Puebla del Río (Sevilla).

Asimismo, son 35, dos más en un día, los casos declarados en el brote. «El más numeroso en Andalucía en humanos», ha destacado la directora del distrito sanitario Aljarafe, Rocío Hernández.

Además, el número de muestras positivas se sitúa en 19 y los casos confirmados en seis. Ya son 33 —26 este miércoles— las personas que se encuentran hospitalizadas, siete de ellas en UCI.

En rueda de prensa en Sevilla, la directora del distrito sanitario Aljarafe ha explicado que, «de los 35 casos declarados en el brote del virus del Nilo, seis están confirmados».

«Es decir, se ha detectado en sangre, orina o líquido cefalorraquídeo el virus con técnicas de detección. Hay 19 probables, que son pacientes de la zona epidemiológica, que se concentran en la zona de Coria del Río y La Puebla del Río y que principalmente cursaron con una meningitis aséptica». «Además, en ellos, se ha detectado respuesta inmunitaria».

«Hay otros diez pacientes pendientes de los resultados de laboratorio», ha añadido,. Además, destaca que no ha habido un brote con tantos afectados antes en Andalucía, «aunque sí en Rumanía o Grecia».

Más casos en hombres que en mujeres

Indica que la edad media de los afectados se sitúa en los 60 años y, entre ellos, hay más hombres (71%) que mujeres.

De esta forma, destaca que «es una infección que cursa en el 80 por ciento de manera asintomática. Menos del uno por ciento tiene sintomatología grave con afectación neurológica». Dentro de este porcentaje «hay una mortalidad descrita de en torno al 10%».

Ha querido dejar claro que la infección por el virus del Nilo Occidental es por la picadura del mosquito, que «es la que nos infecta». Ha añadido que es una infección que «además a aves afecta a caballos», por lo que «tenemos establecido un sistema de vigilancia no solo para personas sino también para aves y caballos».

Asimismo, Hernández ha señalado que el virus está en esta zona por la presencia de humedales y marismas. Las altas temperaturas y las lluvias de esta primavera «favorecen el crecimiento del mosquito, con un población este año superior a la de años anteriores».

Cuestionada sobre cuándo estará controlado este brote, Hernández ha respondido que «se sigue haciendo tratamiento frente al mosquito adulto».  «Me gustaría decirle que dentro de quince días, no lo sé».