Los bares de copas se reinventan ofreciendo comida en la nueva normalidad

Había establecimientos con música especial que solo servían bebidas

Muchos establecimientos de hostelería, especialmente bares de copas con música especial de la capital gaditana, conocidos popularmente como locales de copas, han decidido incorporar la venta de comida a sus servicios para poder permanecer abiertos.

Según ha explicado a Europa Press el presidente de Horeca, Antonio De María, había establecimientos con música especial que solo servían bebidas aunque estaban autorizados a vender tanto bebida como comida.

Este tipo de establecimientos ya vende comida

«La norma dice que el establecimiento que venda exclusivamente bebidas tendrá que cerrar, si vendes comida, no te afecta la orden», ha señalado De María.

Así, ahora este tipo de establecimientos han comenzado a vender comida «y ya no cierran».

En este sentido, hay locales que han creado una pequeña carta para ofrecer comida a su clientela, con productos como «jamón, queso, caña de lomo, latas de conserva, albóndigas en salsa, carrillada o ensaladilla rusa».

Por otro lado, otros establecimientos ofrecen comidas de firmas concretas. «Lo que hacen es pedirla desde el propio establecimiento porque allí tienen la carta».

Un ejemplo de ello es Ykebana, local dedicado normalmente a la venta de bebidas, que esta semana anunciaba que ahora también se ofrecía cena.

Además, han modificado el horario de apertura, de 15,00 horas a 1,00 horas, conforme a la nueva normativa.

De esta forma, este tipo de negocios intentan «compensar que antes los fines de semana trabajaban de 1,00 a 4,00 horas y ahora esas tres horas las pierden».

Compensar con las ventas de comida

«A ver si las pueden compensar con las ventas de la comida», ha manifestado Antonio De María, resaltando que «es una forma de dinamizar el negocio».