Lío con el Ingreso Mínimo Vital: anuncian movilizaciones ante el «caos»

Ha criticado que se está pensando en cobrarlo en septiembre con carácter retroacttivo

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha anunciado movilizaciones en septiembre si el Gobierno no resuelve de manera inmediata la tramitación de las solicitudes del ingreso mínimo vital (IVM).

Así lo ha puesto de manifiesto en una comparecencia en la que ha calificado de «inhumano» que se esté discutiendo si falta o no un papel cuando cerca de un millón familias no reciban ninguna percepción desde el pasado mes de marzo.

Asimismo, ha criticado que se está pensando en cobrarlo en septiembre con carácter retroacttivo «como si se pudiera comer con carácter retroactivo en este país». «El Gobierno tiene que dar respuesta a esta demanda de las sindicatos –ha recalcado–. Desde marzo, saben que más de un millón de familias no tiene ningun ingreso porque estaba en la economía sumergida».

Por eso, UGT ha puesto en marcha una plataforma para que ejercer la reclamación ante el Instituto de la Seguridad Social (INSS).

Álvarez ha insistido este jueves en que más de 700.000 personas han solicitado el Ingreso Mínimo Vital y se han resuelto unas 30.000 «con una parte mínima de solicitudes aprobadas que, por cierto, no ha cobrado nadie».

Según datos del sindicato, se han presentado 714.000 solicitudes del Ingreso Mínimo Vital, de las que se han resuelto 32.629, 4.148 han sido aprobadas y 28.481 denegadas. Además, 75.000 correspondientes a los anteriores perceptores de la prestación familiar, a la que el IMV sustituye, han sido reconocidas de oficio.

«Pero no tenemos constancia de que haya cobrado nadie», asegura. Según el sindicato, se han denegado cerca de 36.800 solicitudes. «Más de la mitad de los casos se debe a que exceden los límites de renta y/o patrimonio que están fijados como requisitos para obtener esta ayuda contra la pobreza extrema», apunta.