Real Betis: reiniciar de nuevo y esperar a la 20/21

El equipo verdiblanco termina con derrota una temporada para el olvido marcada por la irregularidad del plantel

El Betis vuelve a cerrar una temporada con mal sabor de boca. Decimoquinto y más cerca del descenso que de los puestos de Europa. Algo falla, cuando parece que esta es la sintonía un año más. Por lo menos la temporada pasada, con Quique Setién al frente, el equipo se quedó a las puertas de la final de Copa y cayó en la rondas eliminatorias de Europa League. Este año ni eso.

Es verdad que Rubi no motivaba mucho a la parroquia verdiblanca. Un entrenador sin curriculum, que lo máximo que había logrado era llevar al Espanyol a Europa, que un año después está en Segunda. Sí incentivaron algunos fichajes, como fueron los casos de Fekir y Borja Iglesias, este último con una aportación muy pobre en su primer año.

No empezó con buen pie el técnico de Vilasar de Mar, y es que el Betis solo logró nueve puntos de los primeros 30 posibles. Europa ya estaba a ocho puntos. El equipo verdiblanco solo fue capaz de sumar tres victorias consecutivas en todo el campeonato, ante Valencia -en el último minuto-, Mallorca -única victoria a domicilio- y Athletic -con exhibición de Joaquín-. De hecho, en el resto de la campaña tampoco sumó dos victorias consecutivas, un bagaje muy pobre para un equipo que opta a entrar en competición continental.

La Copa volvía a ser una esperanza para el equipo verdiblanco. Con el nuevo formato, podía repetir un buen papel. Nada más lejos de la realidad, tras eliminar a Antoniano y Barakaldo, el conjunto bético cayó ante el Rayo Vallecano -equipo de Segunda- en la tanda de penaltis. Una nueva desilusión para la afición del Betis, que no gana para disgustos.

Tras vencer al Madrid y pensando en el derbi, llegó el parón por el Covid-19. Tres meses después, la dinámica fue la misma. Un punto de nueve en la vuelta se cargó a Rubi y Alexis Trujillo se hizo cargo del equipo.

A pesar de comenzar con victoria -ante el Espanyol-, el equipo siguió en la misma sintonía, siendo el cuarto peor equipo en forma en las últimas jornadas. Solo Mallorca, Alavés y Espanyol -dos de ellos ya en Segunda- empeoraban los números béticos. Antes de concluir la temporada se anunció la llegada de Manuel Pellegrini, que buscará reactivar a un Betis que necesita un plan renove.