Internamiento cerrado para el menor que ha matado a su madre en La Antilla

El presunto autor de los hechos acabó con la vida de la víctima en una vivienda donde ambos pasaban unos días de vacaciones

El Juez de Menores de Huelva ha ordenado el internamiento cerrado para el joven de 17 años detenido este domingo en La Antilla (Huelva), tras presuntamente matar a su madre en la vivienda en la que ambos pasaban unos días de vacaciones.

Según informa la Fiscalía de Huelva en un comunicado, la Guardia Civil ha puesto al menor este lunes 20 a disposición de la Fiscalía de Menores de Huelva, competente para la instrucción del caso.

Así, tras haber explorado al menor detenido e interrogado a diversos testigos, las diligencias practicadas han arrojado indicios suficientes de la existencia de un delito de homicidio y de la autoría del hijo de la fallecida.

En consecuencia, la Fiscalía ha solicitado a la juez de menores la medida cautelar de internamiento cerrado, la más grave de las previstas en la Ley Orgánica 5/2000 de responsabilidad penal de las personas menores de edad.

La juez ha estimado la petición y acordado dicha medida, cuya duración máxima es de seis meses prorrogables por otros tres y su finalidad es la de evitar la comisión de otros delitos graves hasta que se celebre el juicio —llamado «audiencia» en la jurisdicción de menores— y eventualmente se dicte sentencia.

Así, en el hipotético caso de que la investigación de la Fiscalía desemboque en una acusación y se dicte sentencia condenatoria, el menor expedientado podría enfrentarse a una medida de internamiento cerrado de hasta ocho años de duración y una libertad vigilada posterior al internamiento de otros cinco años.

Para esta clase de delitos también existe la posibilidad de que, al alcanzar los dieciocho años de edad, la medida pueda cumplirse en un centro penitenciario ordinario.

Mientras tanto y, a pesar de las medidas adoptadas, prevalecen la presunción de inocencia del menor y la persecución del interés superior del menor, en los términos determinados por los tratados internacionales y la ley.

El suceso

En la tarde de este pasado domingo 19, agentes de la Guardia Civil comunicaron al fiscal de menores en servicio de guardia el fallecimiento de una mujer y que las sospechas señalaban a su hijo de 17 años de edad como autor del hecho y que fue detenido por los efectivos policiales acusado de homicidio.

Tras el aviso de la Benemérita, el fiscal de menores acudió a la vivienda para observar las labores de levantamiento del cadáver, inspección ocular e impartir a los agentes instrucciones de interés para la investigación.

Por su parte, según ha informado a Europa Press el servicio de Emergencias 112, sobre las 17,30 horas de dicho domingo recibieron una llamada «confusa» alertando sobre un posible intento de suicidio, tras lo que dio aviso a Guardia Civil y Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES), cuyos efectivos se trasladaron al lugar de los hechos.

La Fiscalía Provincial de Huelva ha expresado a los familiares y allegados de la fallecida «su pesar» por este hecho, «particularmente doloroso por las circunstancias en que se ha producido».

Mientras tanto, la instrucción de la Fiscalía «busca comprender lo sucedido y reunir las pruebas necesarias para cumplir el mandato constitucional de defensa de la legalidad», ha remarcado.