El metro incorpora trenes dobles para aumentar su capacidad en servicios especiales

Tendrán capacidad para 440 viajeros, entre plazas sentadas y de pie, por lo que el servicio es fundamental para evacuar un andén con hasta 440 personas

El metro de Granada ha efectuado este lunes el primer servicio comercial con trenes dobles o acoplados, que se usará para aumentar la capacidad de transporte en circunstancias especiales que demandan una mayor cobertura en franjas horarias muy concretas, de gran aglomeración de usuarios, fundamentalmente en servicios especiales y fines de semana.

La consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, ha viajado en una de estas unidades acopladas, que ha salido de Talleres y Cocheras, junto a Cerrillo Maracena en la capital granadina, y que ha realizado servicio comercial hasta Albolote, en cuya parada inicio estaba presente el alcalde del municipio, Salustiano Ureña.

Carazo ha explicado durante la visita que «este servicio con trenes dobles es necesario para aquellos momentos en los que hay mayor acumulación de viajeros que desean desplazarse en franjas horarias muy concretas para acceder a un evento», como son los partidos de fútbol en fines de semana y otros acontecimientos que requieren de servicios especiales, como la Feria del Corpus, la Navidad y otros espectáculos culturales, de interés comercial o religiosos, que requieren una mayor e intensa cobertura.

Los trenes dobles tendrán capacidad para 440 viajeros, entre plazas sentadas y de pie, por lo que el servicio es fundamental para evacuar un andén con hasta 440 personas, como ocurre especialmente en la parada de Nuevo Los Cármenes cuando hay partido de fútbol.

No obstante, la actual limitación por el Covid-19 para la ocupación de las plazas de usuarios que van de pie en los trenes (tres personas máximo por metro cuadrado) determina un número máximo de usuarios por cada composición doble de hasta 350 pasajeros.

Además, el aumento de la capacidad que supone los trenes dobles contribuye a incrementar la distancia social necesaria entre usuarios con motivo de prevenir los contagios de Covid-19.

Carazo ha indicado que esta mejora, que el anterior Gobierno no implementó en la fase de puesta en servicio, en septiembre de 2017, viene a completar las prestaciones que se están incorporando al metropolitano para consolidar su calidad y seguridad, que constituye una de las directrices que se fijó la Consejería al inicio de la legislatura.

En este sentido, esta nueva prestación se suma a la mejora de la fiabilidad y regularidad de las frecuencias de paso de los trenes, en virtud de la formalización del contrato de mantenimiento preventivo del material móvil en junio de 2019; la ampliación horaria para la combinación del metro con los primeros trenes AVE en fin de semana; el refuerzo de los servicios especiales o las obra en ejecución para la mejora de la seguridad vial en los cruces e intersecciones del trazado en superficie del metropolitano.

La Agencia de Obra Pública y el operador (Avanza) iniciaron a principios del mes de mayo las pruebas dinámicas con trenes dobles, pero fuera del horario comercial, con el fin de elaborar un plan de acción respecto a la necesidad de disponer de unidades dobles durante el servicio comercial, completamente operativas para situaciones especiales que requieran más capacidad de transporte.

La circulación con trenes dobles ha precisado de una serie de ajustes en los sistemas de señalización ferroviaria, en los cruces con semáforos, y en los sistemas de información al viajero, para adaptar la circulación con unidades acopladas a la circulación ordinaria con una única unidad. Además, se ha requerido de la formación especializada para conductores y operadores del puesto de control.