Una niña rompe el confinamiento y denuncia a su padre por malos tratos

Un juzgado de Murcia ya ha abierto diligencias para investigar la denuncia de una niña de 9 años de Alcantarilla

Un juzgado de instrucción de Murcia ha abierto diligencias contra un hombre tras la denuncia presentada por su hija, de nueve años de edad, que acudió a la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) de Alcantarilla y relató que su progenitor la maltrata «desde que tiene uso de razón».

La menor decidió saltarse la orden de confinamiento por coronavirus y se personó en las dependencias de la policía en compañía de un hermano, mayor de edad, que respaldó la versión de la niña y añadió que también él sufrió malos tratos del padre cuando era pequeño.

El juzgado de guardia, como medida cautelar, ha dictado una orden de alejamiento por el que el padre no podrá acercarse a menos de 300 metros del lugar donde se encuentre su hija ni conectar con la misma por ningún medio hasta que se esclarezcan los hechos.

La menor declaró a los agentes que sus progenitores se separaron hace unos cuatro años y que desde entonces pasa una semana con cada uno de ellos, para añadir que recibe agresiones de él desde que tiene uso de razón.

La última de esas presuntas agresiones, añadió, ocurrió hace ahora seis días, cuando fue obligada a introducirse en su coche, a lo que ella se resistía por el miedo que le tiene.

La niña manifestó igualmente que dos días después la volvió a agredir y que en alguna ocasión anterior la había mantenido encerrada en su cuarto durante horas.