Roba material eléctrico valorado en más de 23.000 euros en Granada

Un varón de 37 años ha sido detenido como presunto autor de un delito de robo con fuerza en las cosas perpetrado en la central hidroeléctrica de Nigüelas

La Guardia Civil ha detenido a un varón de 37 años como presunto autor de un delito de robo con fuerza en las cosas perpetrado en la central hidroeléctrica de Nigüelas (Granada), tras ser sorprendido con material eléctrico valorado en más de 23.000 euros.

Según ha informado la Guardia Civil en una nota de prensa, se trata de un vecino de Dúrcal, en la misma comarca del Valle de Lecrín, con antecedentes policiales, que, en la madrugada del pasado 13 de abril, se habría colado en dicha central para robar este material que hace posible su funcionamiento, incluyendo electroválvulas, vasos de acumulación, un polipasto eléctrico y otras herramientas.

Todo lo que había robado supuestamente «hasta entonces lo había cargado en su coche, cuando fue sorprendido por un trabajador de la central y huyó rápidamente». Tanto corría el detenido que, a unos 200 metros de la central, «se salió del carril y se estrelló contra un árbol». Entonces, y siempre según el relato de la Guardia Civil, «abandonó el coche y todo lo robado y continuó su huida a pie».

El Instituto Armado fue avisado entonces del robo, encontró «el coche accidentado y recuperó los efectos robados, que fueron devueltos a la central».

Unas horas después el ahora detenido habría llamado al teléfono de auxilio inmediato de la Guardia Civil, el 062, para denunciar que «durante la noche anterior le habían robado el coche», con la intención de «eludir su responsabilidad en el robo».

Sin embargo las pesquisas realizadas por el Grupo de Investigación de la Guardia civil de Las Gabias demostraron que la persona que perpetró el robo fue el propietario del coche, y que el vehículo accidentado, por lo tanto, no había sido robado. De hecho, el coche no presentaba síntoma alguno de que así hubiera sido y las llaves de contacto al salir corriendo se las había dejado puestas.