Reconvierten pisos turísticos en refugio para familias sin recursos

Este matrimonio valenciano se encuentra refugiado en un piso turístico en Cádiz tras verse sin trabajo y en la calle tras la crisis del coronavirus

Uno de tantos niños que están confinados es un bebé que nació en Cádiz, justo la semana más dura del coronavirus.

Sus padres vivían en Valencia pero encontraron trabajo en un restaurante de Cádiz y se alojaban en casa de una amiga.

Con el estado de alarma, se quedaron sin trabajo y tuvieron incluso que dormir en el restaurante. Gracias al apoyo que han recibido, hoy nos cuentan su historia.

Gracias a la generosidad de algunas personas, mientras dure el confinamiento obligatorio estarán alojados en un piso turístico de los que ahora no tienen inquilinos, pagando el coste de los suministros.

Esta gran iniciativa vuelve a poner en relieve el gran compromiso de la sociedad gaditana con la gente que peor lo está pasando en estos momentos.