Piden al Gobierno central una reducción del IRPF para el campo cordobés

Asaja Córdoba ha lamentado que «el Gobierno de Pedro Sánchez haya sido insensible a la crisis de rentabilidad del sector agrario»

Asaja Córdoba ha pedido este lunes 20 de abril al Gobierno central «corregir la reducción de módulos del IRPF para el campo cordobés, en relación a la reducción fiscal ya solicitada en su día para los sectores agrario y ganadero», una vez que las decisiones adoptadas por el Ministerio de Hacienda «no han tenido en consideración muchas de las propuestas» planteadas por esta organización agraria.

En este sentido y en un comunicado, Asaja Córdoba, ante la publicación de la Orden de reducción de los módulos del IRPF, ha lamentado que «el Gobierno de Pedro Sánchez haya sido insensible a la crisis de rentabilidad del sector agrario, y los problemas añadidos que está provocando la crisis de coronavirus, pues solo ha atendido parcialmente sus peticiones».

La patronal agraria ha recordado que «todas las producciones ganaderas y todos los cultivos atravesaron en 2019 una crisis de bajos precios y altos costes, además de bajas producciones en muchas de ellas y que, en 2020, sigue la misma tendencia agravada, muy especialmente en el olivar, cereales y en todas las producciones ganaderas, éstas últimas muy afectadas por el problema del covid-19».

El presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, ha explicado que, por ejemplo, «en los cereales y leguminosas se ha contemplado una rebaja del índice de rendimiento neto al 0,18, pero pedimos que se modifique y se baje al 0,10 debido a que la rentabilidad no la ven los agricultores, ya que los precios de estas producciones se están hundiendo año tras año de manera estructural, mientras los costes suben cada año».

De igual modo, en lo que se refiere a las oleaginosas, «este cultivo va mermando a gran escala cada año por su bajo rendimiento y por los bajos precios».

Por ello y de acuerdo a «la caída de la producción y de los precios», Asaja Córdoba propone «la reducción del índice de rendimiento neto para el girasol al 0,16, ya que el Gobierno tan solo ha contemplado la reducción al 0,22».

En cuanto a la ganadería, el Ministerio de Hacienda, según ha criticado la organización agraria, «solo ha contemplado una reducción al 0,18 para el bovino de leche», y la petición de Asaja Córdoba frente a ello es «una bajada al 0,00 para el vacuno de leche, el bovino, el ovino, el caprino y el porcino, tanto de carne, como de cría, siendo la reducción contemplada para ello claramente insuficiente».

De hecho, «gran parte de los sectores ganaderos continúan en crisis desde hace varios años, lo que ha repercutido en una baja rentabilidad de la actividad, manifestada en bajos precios en origen e incremento en los costes de producción, sobre todo por el elevado coste de los piensos».

A esto hay que añadir, la grave situación que actualmente atraviesan, con motivo de la crisis del coronavirus, y que ha hundido sus mercados.

También continúan siendo elevados los costes por problemas sanitarios en las explotaciones ganaderas, «especialmente en las explotaciones de bovino por la tuberculosis, lo que está ocasionando graves pérdidas a los ganaderos de vacuno de carne, con el sacrificio de muchos animales, cuyas indemnizaciones no cubren los costes de producción». Mientras que, para la apicultura, Asaja Córdoba pide «una reducción al 0,00 en lugar al 0,13 aprobado».

Cítricos y olivar

Ante la situación de crisis de rentabilidad en el sector de los cítricos y del olivar, Asaja Córdoba pide al Ministerio de Hacienda «que los módulos del IRPF compensen esta situación y se aplique una reducción del índice corrector de ambos cultivos al cero, pues las explotaciones de estos cultivos han tenido rendimientos claramente negativos en 2019, siendo los gastos superiores a los ingresos».

Por eso, «aunque ha habido unas reducciones importantes, del 0,26 al 0,18 para los cítricos, y del 0,26 al 0,13 para el olivar en toda la provincia de Córdoba», estas rebajas «han sido muy insuficientes, de acuerdo a la situación real que han sufrido durante 2019, no siendo justo ni razonable pagar impuestos de la renta cuando ha habido pérdidas muy importantes».

En consecuencia, Asaja continuará trabajando «con la intención de convencer al Gobierno de Pedro Sánchez para que sea más sensible con la situación del campo y valore la labor solidaria y social que realizan los agricultores y ganaderos con todos los ciudadanos españoles».