Madame de Rosa sigue con fuertes efectos por el Covid-19 

La influencer y enfermera dio positivo por Coronavirus diez días después de reincorporarse a su puesto de trabajo

Hace más de un mes la influencer Madame de Rosa, Ángela Rozas Saiz, regresaba a la que había sido su profesión de siempre, enfermería al ver los efectos devastadores que estaba produciendo el COVID-19.

Madame de Rosa no podía quedarse de brazos cruzados y el día que se decretaba el Estado de Alarma, anunciaba que trabajaría en el hospital de La Paz donde no daban abasto y necesitaban cada vez, más manos.

Con gran ilusión lo compartía con sus seguidores y con sus no seguidores. Tan solo 10 días después, comunicaba que había dado positivo en conarvirus. Madame de Rosa es una de esas personas contagiadas que el fuerte virus no solo le ha durado 15 días, sino que tras más de 21 días sigue teniendo efectos muy visibles y en especial, tienen que ver con la piel.

Este domingo publicaba sin maquillajes ni artificios: «Esta es la cara con la que me he levantado hoy, sin filtros ni censuras. Tengo la piel brotada, sigo con fiebre después de 30 días y esta noche acabo mi tratamiento con el Dolquine que no parece haberme ayudado mucho… Mañana tengo que volver a que me valoren los médicos».

Su situación y los dolores, no hacen que todos los días sean igual de buenos, tanto física como anímicamente: «Hay días que bien y otros que estoy anímicamente más baja y me siento débil y un poco culpable . Otras que entiendo, que en una plantilla en el que hay tantas personas contagiadas… Sí es cierto que he estado en la lucha», reflexionaba Madame de Rosa en el programa ‘Espejo Público’ que presenta Susanna Griso.

La guapa influencer madre de un hijo al que ahora no puede besar, sabe que su vocación le llevaría de nuevo hasta el hospital a contribuir con el mismo fervor: «A pesar de todo lo que estoy pasando quiero decir que tomar la decisión de ir a trabajar a La Paz es una de las mejores decisiones que he tomado en vida. Volvería sin dudarlo».

De hecho, haciendo balance reconoce: «Es una de las mejores decisiones en la vida y una de la motivaciones para curarme es volver y si me necesitan volveré», explicaba determinante la enfermera influencer que dejó su vida de lujo para dedicarse a su verdadera vocación, curar a los demás.