Los feriantes ven «incompatible» celebrar las ferias en septiembre 

El sector da por perdida la temporada de 2020 debido a la «incompatibilidad» de poder celebrarlas todas en septiembre 

La Asociación de Empresarios Feriantes de Andalucía, Ceuta y Melilla ha dado por perdida la temporada de 2020 ante las medidas decretadas por el estado de alarma frente a la expansión del coronavirus, a la par que ha rechazado la celebración de las ferias en el próximo mes de septiembre porque, a su juicio, sería «incompatible» celebrarlas a la vez, siempre y cuando la situación se haya normalizado.

Así lo ha puesto de manifiesto en declaraciones a Europa Press el presidente de la asociación, Antonio Palacios Hernandez, quien ha reconocido la dura situación por la que está pasando el sector que en el mes de abril debería de haber empezado su temporada.

Con la feria de Mairena del Alcor (Sevilla) dando el pistoletazo de salida, Palacios ha estimado que unas 20 ferias «ya están perdidas» de las provincias de Cádiz, Córdoba o Sevilla, entre ellas la Feria de Abril de la capital hispalense.

La cifra, según han calculado desde el sector, aumentará ante el desconocimiento de «no saber cuándo va a terminar esta situación» junto a que las citas multitudinarias serán «lo último» en volver.

Por ello, el líder de la Asociación de Empresarios Feriantes ha rechazado también la idea de trasladar la celebración de las ferias andaluzas al mes de septiembre.

«No sería compatible», ha explicado, «establecemos rutas desde abril hasta octubre con días que se pierden durante el desmonte de las estructuras» y la celebración de las ferias «se pisarían entre sí».

Ante este panorama, el gremio ha dado la temporada por perdida y con consecuencias para sus pymes, con hasta 70 empleados en algunas de ellas.

Sobre las propuestas para elevar a las administraciones, el presidente de la Asociación de Empresarios Feriantes de Andalucía ha reconocido que «no podemos poner alternativas hasta que esta situación acabe».

«El Gobierno nunca nos ha tenido en cuenta», ha reprochado mientras que ha mostrado su «esperanza» en que su sector sea esta vez tenido en cuenta.

«Somos un gremio sin grandes empresas pero con muchos pequeños empresarios. Primero los enfermos y después hablaremos de nuestro futuro», ha concluido.