El Sevici vuelve a reactivarse para facilitar los desplazamientos permitidos 

Se recomienda usar equipos de protección y que no se superen los 30 minutos de viaje, algo que se controlará

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Oficina de la Bicicleta, dependiente de la Gerencia de Urbanismo, y en coordinación con el comité municipal de seguimiento ante la crisis sanitaria por el Covid-19, ha acordado reiniciar desde este lunes el servicio municipal de alquiler de bicicletas, Sevici, gestionado a través de una concesión administrativa a la empresa JCDecaux.

El objetivo, tal como indica el Ayuntamiento en un comunicado, es facilitar el uso del parque público de 2.500 bicicletas así como la red de 200 kilómetros de carriles bici de la ciudad para realizar aquellos desplazamientos permitidos a los puestos de trabajo dentro del actual estado de alarma.

Con esta decisión, se siguen las recomendaciones sanitarias y los criterios generales establecidos públicamente por parte del Ministerio de Sanidad en torno a la seguridad del uso de la bicicleta para desplazarse a puestos de trabajo.

El servicio público de bicicletas, Sevici, fue suspendido ante la declaración del estado de alarma por motivos de seguridad y siguiendo las recomendaciones sanitarias, al igual que ocurrió en las principales capitales españolas.

No obstante, a raíz del último decreto que regula la normativa del estado de alarma y de las recientes consideraciones del Ministerio de Sanidad, desde la Oficina de la Bicicleta del Ayuntamiento de Sevilla se ha evaluado de nuevo la situación, tal y como están haciendo distintas capitales españolas, y se ha optado por reanudar el funcionamiento del servicio prestado por Jcdecaux como complemento al transporte publico.

La reanudación del servicio de alquiler se producirá el próximo lunes, aunque siempre teniendo en cuenta que las bicicletas sólo podrán ser utilizadas para los desplazamientos a puestos de trabajo autorizados de acuerdo con el decreto vigente que regula el estado de alarma.

Es decir, para desplazarse a un lugar de trabajo para efectuar una prestación laboral, profesional o empresarial que esté incluida dentro de las autorizadas y que no pueda realizarse a través del teletrabajo.

Para la reanudación del servicio se han establecido una serie de recomendaciones para los usuarios. Así, en todo momento deben disponer del documento que justifique el desplazamiento en la bicicleta, ya que puede ser requerido por parte del dispositivo de Policía Local y Nacional que controla el cumplimiento de las restricciones establecidas en el decreto que regula el estado de alarma.

Se recomienda además el uso de equipos de protección y que no se superen los 30 minutos en los desplazamientos. Este último requisito se comprobará de forma que se contactará con aquel usuario que supere reiteradamente este tiempo de uso de las bicicletas.

La reanudación del servicio se realizará con un equipo mínimo de mantenimiento dada la reducida demanda que se espera mientras se prolongue el decreto de alarma. En cualquier caso, se irá analizando el funcionamiento a lo largo de los días para evaluar todos los ajustes necesarios siguiendo en todo momento las recomendaciones sanitarias y lo establecido en la normativa que regula el estado de alarma.