Cierran un cuartel de la Guardia Civil al dar positivo un agente en Córdoba

El agente al padecer los primero síntomas decidió recluirse en su domicilio siguiendo los consejos de las autoridades sanitarias en la materia

La Guardia Civil ha cerrado su cuartel de La Rambla (Córdoba) para llevar a cabo medidas de desinfección tras dar positivo en coronavirus Covid-19 un agente, de unos 30 años y residente en el municipio cordobés de Lucena, que ya acumula nueve casos confirmados, a la vez que el resto de la plantilla está en aislamiento.

Así lo ha confirmado el alcalde, Jorge Jiménez, y ha adelantado la prensa provincial, que detalla que técnicos integrados en un plan extraordinario de limpieza e higienización han desinfectado este jueves las dependencias del Instituto Armado, así como los vehículos que se utilizan.

Como consecuencia de la alarma suscitada, el alcalde ha admitido este caso de coronavirus, puntualizando que el paciente «no vive en La Rambla y, desde el jueves pasado –cuando mantuvo una reunión en el Ayuntamiento–, no ha estado en el municipio».

En concreto, el agente padeció los primeros síntomas el pasado domingo 15 de marzo y desde entonces decidió recluirse en su domicilio siguiendo los consejos de las autoridades sanitarias en la materia.

Este miércoles 18 de marzo se sometió al test correspondiente que confirmó el contagio este jueves 19 de marzo. Su estado de salud es bueno y su ánimo es positivo, según el regidor.

Todas las personas que estuvieron en contacto con el agente han estado tomando las precauciones debidas.

Ante ello, el alcalde ha transmitido «un mensaje de tranquilidad», porque subraya que «no hay ningún caso diagnosticado en La Rambla», solamente, ha añadido, «alguna persona en su domicilio, en cuarentena, porque tienen un poco de fiebre u otro síntoma».

Desde la Guardia Civil han sostenido que el servicio de seguridad que presta esta institución está «garantizado» en La Rambla.

Asimismo, puntualizan que una vez se superen los plazos protocolarios, estipulados para casuísticas de esta naturaleza, el cuartel reanudará su normal actividad.

Mientras tanto, los agentes de la Policía Local, desinteresadamente, según indican desde el Ayuntamiento, han doblado turnos para compensar y reforzar una plantilla mermada por eventuales bajas.