No habrá juicio por el ‘caso Julen’

David Serrano acepta una pena de un año de cárcel e indemnizará a los progenitores

Un acuerdo de última hora podría evitar que se celebre el juicio del ‘caso Julen’, cuya primera de las seis sesiones está prevista para este próximo martes. Así lo confirman las distintas fuentes consultadas.

Un día antes de que se siente en el banquillo de los acusados el único imputado, David Serrano, su defensa y la acusación particular han cerrado un pacto al que, a primera hora de este lunes, el Ministerio Fiscal ya ha dado su visto bueno.

Ahora todo queda a expensas de ratificarlo ante el magistrado titular del Juzgado de lo Penal número 9 de Málaga que, a priori, tan sólo tendría que dictar una sentencia de conformidad. Se hará en menos de 24 horas.

Dicho acuerdo radica en que David Serrano, propietario de la finca en la que el menor cayó a un pozo a 75 metros de profundidad, se declara culpable de un delito de homicidio imprudente, acepta una condena de un año de cárcel y acuerda el pago de una indemnización en concepto de responsabilidad civil.

Para alcanzar ese acuerdo con la acusación particular, que ejercen los padres del niño fallecido, David Serrano abonado 25.000 euros de manera inmediata y se compromete a saldar el resto de la cuantía en pagos mensuales de 50 euros, ya que se encuentra desempleado y se declaró insolvente.

Este lunes, las partes han trasladado su pacto al fiscal, que lo ha aceptado. En principio, el último paso que queda por dar es un mero trámite. El juez, una vez se lo trasladen este martes, tendría que corroborarlo y dictar sentencia de conformidad.