Una vivienda de la localidad alicantina de Torrevieja ha registrado esta madrugada una fuerte explosión de gas que ha arrasado con la tabiquería y ha obligado a desalojar a los vecinos del edificio.

Según ha informado el Consorcio Provincial de Bomberos de Alicante, la explosión tuvo lugar sobre las 6.15 horas en una vivienda de la Avenida Diego Ramírez Pastor, con el cruce con la calle Apolo, en Torrevieja.

Se registró una explosión probablemente provocada en la que se encontraban varias bombonas de gas y gasolina; han indicado los bomberos.

La explosión, muy potente, arrasó con toda la tabiquería de la vivienda, incluso con la pared medianera de la casa colindante. Se evacuó el edificio y la Guardia Civil se ha encargado de la investigación de las causas.

Como consecuencia del incidente, vehículos aparcados en la calle resultaron dañados por la onda expansiva y se cayeron varios cascotes a la vía pública.

Intervino una unidad Suboficial jefe de área Sur, un sargento, un cabo, y ocho bomberos con dos unidades móviles de Jefatura; una Bomba Urbana Pesada y una autoescala de 30 metros.

Hasta el lugar del suceso una unidad de SVB y un SAMU

También se desplazaron hasta el lugar del suceso una unidad de SVB y un SAMU que se retiraron sin confirmar ningún fallecimiento. Había dos personas que resultaron indemnes, según han indicado fuentes del Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU).

Agentes de la Guardia Civil y la Policía Local trabajan con la hipótesis de que la explosión registrada en un piso de Torrevieja (Alicante) ha sido provocada, según han confirmado fuentes cercanas al suceso a Europa Press.

Ambos cuerpos de seguridad se encuentran en estos momentos buscando al inquilino del inmueble, donde se ha producido una fuerte explosión a las 06.20 horas de este jueves y en cuyo interior han encontrado bombonas de gas y gasolina, han confirmado, por su parte, fuentes del Consorcio Provincial de Bomberos.

El dueño de la vivienda ya había amenazado con anterioridad a los vecinos

La Guardia Civil sigue buscando al dueño de la vivienda, y varios vecinos han desvelado que esa persona es «bastante conflictiva» y que les había amenazado en el pasado con «volar» el edificio.

Pese a que en un principio, los Bomberos han buscado al inquilino entre los escombros del piso en el que se ha producido la explosión; que se encuentra en el número 217 de la Avenida Diego Ramírez Pastor, los efectivos han descartado finalmente que se encontrara alguna persona entre estos restos.

El siniestro solo ha provocado heridos leves, como vecinos atendidos por crisis de ansiedad, pero sí se contabilizan daños materiales y estructurales en el edificio, que ahora tendrá que ser evaluado por los técnicos municipales para determinar su habitabilidad, según han informado fuentes municipales a Europa Press.

La explosión también ha afectado a vehículos aparcados en la calle como consecuencia de la onda expansiva.