Los diputados de Vox en el Parlamento andaluz han abandonado este jueves 19 de noviembre sus escaños durante la sesión de control al gobierno cuando la secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, acusó al presidente de la Junta, Juanma Moreno, de haber pactado el proyecto de Ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2021 «con los herederos del franquismo

Las palabras de Susana Díaz han provocado la reacción airada del portavoz parlamentario de Vox, Alejandro Hernández. El político andaluz ha intentado sin éxito tomar la palabra desde su escaño para replicar a esta referencia a su grupo sin esperar a que finalizase la intervención de la líder socialista. La presidenta de la Cámara, Marta Bosquet (Cs), no se lo ha permitido.

Ante esta situación, Hernández se ha levantado de su escaño visiblemente contrariado y soltando la exclamación «¡A la porra!» mientras abandonaba el Pleno de la Cámara junto al resto de diputados del grupo parlamentario Vox.

Este episodio se produce un día después del acuerdo suscrito por PP y Ciudadanos (Cs) con Vox para desbloquear a la aprobación de los Presupuestos de la Junta para el próximo año.

Pacto con Bildu

El enfrentamiento verbal se ha iniciado después de que el presidente de la Junta aludiera en su intervención al Presupuesto que el Gobierno de Pedro Sánchez «ha pactado con Bildu», a lo que Susana Díaz ha replicado señalando que «el PP, cuando no gobierna, dinamita las instituciones y pierde la memoria», tras lo que ha repasado titulares de prensa que recordaban, por ejemplo, el «diálogo» del Gobierno de José María Aznar con ETA.

Tras ello, la dirigente socialista ha aseverado que Pedro Sánchez «no ha pactado con Otegui, pero usted (Juanma Moreno) sí se ha abrazado a los herederos del franquismo en Andalucía», haciendo así alusión al pacto del Gobierno de PP-A y Cs con Vox para los Presupuestos andaluces, lo que ha desencadenado las referidas protestas de Alejandro Hernández.

Vox no volverá al Parlamento como protesta

A la salida del Parlamento andaluz el portavoz de Vox ha manifestado su intención de no reaparecer en el Pleno ni participar en ninguna actividad parlamentaria como muestra de protesta a los ataques recibidos

«Estamos cansados ya de que se insulte y ofenda, no ya a nuestro grupo parlamentario, sino a los millones de andaluces y españoles que nos votan en este país. Cuando se nos llama «ultraderecha», «fascistas» o incluso «nazis», se busca privarnos de una legitimidad democrática, indiscutible conforme a nuestras leyes y a nuestra Constitución».