La Guardia Civil ha detenido a los presuntos autores de 14 robos, entre ellos algunos en el interior de coches, un robo de vehículo y otro en el interior de una vivienda con moradores en Aznalcázar (Sevilla).

La investigación efectuada por la Guardia Civil de Aznalcázar, en colaboración de la Policía Local, se inició el 22 de octubre con la identificación de las personas. Presuntamente robaron «en casa de una vecina por la noche mientras ella, su marido y sus seis hijas dormían».

Según explica el Instituto Armado en un comunicado, las pesquisas llevaron a los agentes a «un edificio ocupado de forma ilegal. Lo usaban de cuartel general, en el que los supuestos autores se refugiaban» y donde finalmente se les ha detenido.

Los agentes han recuperado efectos procedentes de varios de los once robos en interior de vehículos; ocurridos en la noche del 19 al 20 de octubre, «que generaron cierta alarma social en la localidad». Del mismo modo, se ha recuperado un vehículo que supuestamente había sido sustraído la semana anterior; y que los detenidos utilizaban para desplazarse.

Además, la Guardia Civil ha realizado un estudio de otros robos similares en Aznalcázar e imputa a los detenidos la presunta comisión de «al menos otros tres delitos de robo en interior de vehículo más»; así como los agentes están llamando a los perjudicados para que reconozcan los efectos recuperados.

Robo de coches en Sevilla

Agentes de la Policía Nacional detenían recientemente en Sevilla a los miembros de un grupo criminal itinerante de la denominada mafia georgiana conocida como «Ladrones Ley». Operaba en el territorio español y dedicada a cometer delitos contra el patrimonio. Concretamente a robar en coches.

Fruto de las labores de prevención de la delincuencia llevadas a cabo por parte de la Policía Nacional, se detectó la presencia en Sevilla de un grupo itinerante de la mafia georgiana conocido como «ladrones de ley». O «vor v zakone», especializado en robar en coches y en distintos delitos contra el patrimonio.

Dispositivo especial de vigilancia

Fue por este motivo por lo que se estableció un dispositivo especial de vigilancia en Sevilla y seguimiento sobre los integrantes de dicho grupo. Durante el cual se observó cómo los mismos realizaban labores de vigilancia en los parkings de varios centros comerciales de la provincia sevillana.

Una vez habían seleccionado una posible víctima, en muchos de los casos extranjera, se aproximaban a su vehículo. Y aprovechando un descuido, pinchaban una de las ruedas. Acto seguido, cuando el conductor bajaba del coche para repararla, aprovechaban para acceder al interior del mismo y llevarse sus pertenencias.

La investigación culminó con la detención de los tres integrantes del grupo criminal, a los que se les imputan delitos de daños; hurto, estafa con tarjeta bancaria y pertenencia a organización criminal. Entre ellos se encuentra un miembro jurado o coronado de la organización, con autoridad dentro de la misma; el cual ya había sido deportado de Georgia a Rusia por su actividad criminal en 2016.

También han sido recuperadas tres tarjetas de crédito y un total de 3.000 euros en efectivo de los cuales 1.500 han sido devueltos a una pareja de turistas alemanes que fueron asaltados en el parking de un conocido centro comercial del Aljarafe sevillano.