Los comercios jerezanos lamentan que tengan que echar el cierre un viernes por completo por la decisión de Endesa de cortarles la luz durante todo el horario comercial. La eléctrica ha decidido llevar a cabo el corte hasta las cuatro de la tarde en Jerez, cuando a las seis cierran los negocios en el actual Estado de Alarma en Andalucía. Eso significa que les quedarían dos horas para llevar a cabo ventas o prestar servicio, y que los clientes que no se hayan enterado se vayan a casa con las manos vacías.

Endesa Jerez corte de luz
Comunicado de Endesa

En un comunicado, la eléctrica Endesa, informa de que va a proceder a un corte del suministro eléctrico en casi todo el centro de Jerez. La causa es la realización de trabajos de mantenimiento con el objetivo de mejorar la red de distribución y la calidad del servicio.

Así, interrumpirán el suministro de energía eléctrica este viernes 20 de noviembre de 8:30 horas de la mañana a las 16:00 horas de la tarde. Las calles afectadas son Alameda Marques Casa Domecq; Calle Animas; Calle Antona de Dios; Calle Bizcocheros; Calle Caracuel; Calle Compañía de María; Calle Larga; Calle Marruecos; Calle Mora; Calle Las Naranjas; Calle Porvera; Calle Rosario; Plaza Alfonso Sánchez Ferrajonh; Plaza Rafael Rivero y Plaza San Andrés.

La Oficina del BBVA en la Calle Larga comunica el cierre de la sucursal debido al corte de suministro eléctrico por parte de Endesa

«¿Por que no hacen los trabajos de mejora a partir de las 18:00?»

Comerciantes y vecinos no entienden el horario elegido: «Si hay que cerrar a las 18:00 horas los comercios, ¿Por que no hacen los trabajos de mejora a partir de esa hora? Somos muchos los comerciantes que nos quedamos sin poder vender. Tenemos muy pocas horas para hacerlo por el horario de apertura reducido en pro de la lucha contra el Coronavirus. Y ya no solo eso, sino que nos cortan la luz obligándonos a que tengamos que cerrar. Porque sin electricidad no podemos vender. Esto es una locura. Hemos llamado a Endesa y dicen que toman nota de nuestra queja, pero que mañana son los trabajos. Estamos abandonados a nuestra suerte».