La Guardia Civil ha puesto a disposición judicial a tres personas en dos nuevas actuaciones contra el cultivo de marihuana realizada en las localidades de Iznalloz y Santa Fe (Granada); donde en total se han encontrado 241 plantas de cannabis sativa distribuidas en dos plantaciones de interior situadas en los domicilios de los inculpados.

En estas dos actuaciones se ha investigado a tres personas como autoras de los delitos contra la salud pública. Todo por cultivo de sustancias estupefacientes y de defraudación de fluido eléctrico.

En la intervención llevada a cabo en Santa Fe, los agentes realizaron el registro de la vivienda ante las sospechas fundadas de que se estaba cultivando marihuana en su interior. Se constató que una de las habitaciones estaba exclusivamente dedicada al cultivo de la marihuana.

Y disponía de equipos de iluminación y ventilación suficientes para el cultivo intensivo de las 100 plantas que allí se encontraron. Los dos responsables del cultivo; una mujer de 42 años y un hombre de 38, han sido puestos a disposición judicial por estos hechos.

En la segunda intervención, la Guardia Civil registró una vivienda de esta localidad que era usada para el cultivo de marihuana. Y en la que se intervinieron 141 plantas de cannabis sativa. Para abastecer de energía eléctrica a los equipos de iluminación y ventilación instalados, el responsable de la plantación había realizado un enganche ilegal al alumbrado público. En este caso un varón de 36 años ha sido puesto a disposición judicial como responsable de la plantación.

Macrooperación con 20 detenidos

La Guardia Civil ha llevado a cabo desde primera hora de la mañana en la provincia de Granada una macrooperación contra una organización internacional de tráfico de marihuana. La acción se ha saldado con una veintena de detenidos; 24 registros en varios municipios del área metropolitana. Y más de 6.000 plantas intervenidas; además de armas, dinero y coches de alta gama.

Esta operación, bautizada con el nombre de ‘Castrum’, ha supuesto el despliegue de 300 agentes por una decena de municipios del cinturón. Desde las 7,00 horas han realizado registros en viviendas, naves y en dos establecimientos especializados en la venta de productos vinculados al cultivo de marihuana; los llamados ‘Grow Shop’, según han detallado a Europa Press fuentes del Instituto Armado.

Esta macrooperación ha supuesto registros en una decena de municipios; ellos Pinos Puente, Churriana, Valderrubio, Peligros, Cijuela y Alfacar; donde, además de las miles de plantas de marihuana, se han intervenido más de 50.000 euros; una decena de armas de fuego y coches de alta gama.

La operación, que sigue abierta aunque ya ha culminado la fase de registros, está siendo dirigida por el grupo de OCON-SUR (Órgano de Coordinación contra el Narcotráfico) de la Guardia Civil en colaboración con la Comandancia de Granada.

Los detenidos están siendo trasladados a dependencias del Instituto Armado para continuar con las gestiones de esta macrooperación contra el tráfico de marihuana en la provincia.

Otras operaciones contra el tráfico de marihuana

Agentes de la Guardia Civil, en un servicio coordinado con la Policía Local de Jerez de la Frontera (Cádiz), desmantelaban una plantación de marihuana que se había instalado en el interior de una nave industrial.

Los detenidos, dos personas, habían instalado un equipamiento eléctrico que constaba de decenas de diferenciales, toda una red de iluminación, ventilación, extractores y humidificadores.

Según ha explicado la Guardia Civil en una nota, se han intervenido 613 plantas de marihuana listas para su recolección. Estas arrojaban un peso de casi 100 kilos.

La operación se realizó este lunes día 19, cuando se estableció un servicio coordinado de vigilancia junto con la Policía Local de Jerez ante la sospecha de que en una nave industrial de la localidad pudiera existir una cultivo indoor de marihuana.

Los agentes en el transcurso de la investigación realizaron un registro de la nave industrial en presencia de los detenidos, encontrando en el interior de la nave 613 plantas cultivadas por modalidad indoor, todas ellas en avanzado estado de floración y que arrojaron un peso total de casi 100 kilos, junto a todo un equipamiento de material eléctrico necesario para el mantenimiento de la plantación.

Por todo ello, se ha detenido a dos personas como presuntos responsables de los delitos de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico, siendo desmantelado todo el sistema que facilitaba el crecimiento.

Cinco plantaciones desmanteladas en septiembre 

En otro orden, la Policía Nacional, en colaboración con la Policía Local de Jerez, desmanteló en las últimas semanas de septiembre cinco instalaciones dedicadas al cultivo acelerado y al procesado de marihuana.

En total, han intervenido 1.035 plantas de gran tamaño junto con otros seis kilos ya preparadas para su venta directa. Las investigaciones finalizaron con la detención de seis personas como presuntos autores de los delitos  contra la salud pública y malversación de fluido eléctrico. Todos ellos abastecían sus instalaciones mediante enganches ilegales a la red eléctrica.

Las plantaciones interiores desmanteladas se ubicaban dentro del núcleo urbano de la ciudad, en zonas residenciales altamente pobladas. Una de ellas se encontraba en una casa baja adosada, en la barriada de Federico Mayo. Las otras cuatro se ubicaban en bloques de viviendas altamente poblados en las Barriadas de Agrimensor y Torresoto.

Además de la droga, intervinieron nueve aparatos industriales de aire acondicionado, 73 balastros magnéticos; 72 conjuntos de lámparas de calor halógenas, 33 ventiladores de gran tamaño; 10 turbinas extractoras de aire y 10 cuadros eléctricos artesanales para el enganche ilegal al fluido eléctrico.

Todas las instalaciones y la droga intervenida junto con los detenidos fueron trasladados a las dependencias de la nueva Comisaría de Jerez de la Frontera. Una vez que se dieron por terminadas las diligencias de investigación, la droga fue puesta a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia.